Honduras: reina Letizia recorre zonas azotadas por huracanes

Full Screen
1 / 3

Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved

El presidente hondureo Juan Orlando Hernndez habla con la reina Letizia de Espaa, en La Lima, Honduras, el martes 15 de diciembre de 2020. Letizia lleg a Honduras el lunes para un viaje de dos das a las reas ms afectadas por los huracanes Eta y Iota, trayendo varias toneladas de ayuda humanitaria. (AP Foto/Delmer Martnez)

TEGUCIGALPA – En su segundo día de visita a Honduras la reina Letizia de España entregó el martes 120 toneladas de ayuda humanitaria para los afectados por los huracanes Eta y Iota que azotaron recientemente al país centroamericano.

La entrega simbólica fue realizada al presidente hondureño Juan Orlando Hernández en la base aérea Armando Escalón, en el municipio de La Lima, y consiste en alimentos, utensilios de cocina, 2.000 catres y 24.000 pruebas de detección del COVID-19.

Tras la entrega de la donación la reina salió de la base aérea a bordo de un vehículo hacia otro punto de San Pedro Sula para observar los daños causados por los fenómenos naturales.

La soberana llegó a Honduras el lunes y sostuvo una reunión con varias organizaciones no gubernamentales españolas que participaron en la respuesta humanitaria ante los huracanes en la zona del valle de Sula.

En su cuenta de Twitter el presidente Hernández le dio la bienvenida a Honduras a la reina Letizia y le agradeció la donación.

“En nombre del pueblo hondureño, en especial de las miles de familias que han perdido todo por las devastadoras tormentas Eta y Iota, damos la bienvenida a Honduras a S.M. la Reina Letizia y agradecemos la mano amiga de España en estos momentos tan críticos que atravesamos”, escribió.

La agenda del martes de la reina incluye, además del recorrido por las zonas devastadas, varias reuniones privadas, una de ellas con el presidente Hernández y su esposa.

Eta y Iota dejaron a su paso por Honduras varias zonas inundadas, especialmente en el Valle de Sula, donde muchas personas perdieron sus viviendas que fueron arrasadas por las aguas tras el desbordamiento de los ríos.

La Comisión Permanente de Contingencias cuantificó un total de 4,5 millones de personas afectadas y 85.215 casas dañadas de las cuales 6.109 quedaron completamente destruidas.

Según ese organismo, casi 100.000 personas quedaron damnificadas y muchas de ellas todavía se encuentran albergadas en más de 800 centros habilitados.