74ºF

Brasil suspende sus gestiones para comprar jeringas

Varios trabajadores cargan los restos de Abilio Ribeiro, de 89 aos, que muri por el COVID-19, en  el cementerio de Nossa Senhora Aparecida el mircoles 6 de enero del 2021, en Manaos, en el estado brasileo de Amazonas. (AP Foto/Edmar Barros)
Varios trabajadores cargan los restos de Abilio Ribeiro, de 89 aos, que muri por el COVID-19, en el cementerio de Nossa Senhora Aparecida el mircoles 6 de enero del 2021, en Manaos, en el estado brasileo de Amazonas. (AP Foto/Edmar Barros) (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.)

RIO DE JANEIRO – RÍEl presidente Jair Bolsonaro dijo el miércoles que su gobierno suspendió las gestiones para comprar millones de jeringas justo cuando Brasil se prepara para lanzar una campaña nacional de vacunación contra el coronavirus.

Bolsonaro indicó en las redes sociales que los precios de las jeringas se han disparado, por lo que “el Ministerio de Salud ha suspendido la compra hasta que los precios vuelvan a la normalidad”.

Dijo además que los estados y las municipalidades tienen suficientes reservas de jeringas para la primera etapa de inmunizaciones "porque al principio la cantidad de vacunas no es grande”.

El gobierno presentó su licitación por 331 millones de jeringas el 16 de diciembre, pero para cuando venció el plazo el 29 del mismo mes sólo había recibido ofertas por 8 millones, al parecer porque las compañías estaban exigiendo un precio mayor que el máximo fijado por el gobierno.

Tras reunirse con los tres principales productores de jeringas en Brasil, funcionarios del Ministerio de Salud dijeron inicialmente que publicarían una nueva licitación para solicitar más ofertas.

Los comentarios de Bolsonaro el miércoles parecen frenar esas gestiones.

Algunos expertos de salud dicen que el gobierno debería haber actuado mucho antes con el fin de garantizar jeringas para el país de unos 210 millones de habitantes.

Ethel Maciel, epidemióloga en la Universidad Federal de Espirito Santo que asesoró al ministerio de Salud sobre el plan de inmunizaciones, dijo que se enteró en una reunión en diciembre que las autoridades aún no habían firmado contratos para las jeringas

“Nos arriesgamos a tener una vacuna, pero no jeringas", dijo Maciel. “Si hubieran comenzado a planear en julio no tendrían este problema con los precios”.

Un portavoz de la Asociación Brasileña de la Industria de Artículos y Equipos Médicos, que representa a los tres principales productores de jeringas, dijo que la suspensión de la licitación fue una sorpresa.

“Nos enteramos por la prensa”, le dijo a The Associated Press el vocero, que pidió no ser identificado por no estar autorizado a hablar públicamente del asunto.

Las infecciones y muertes por el coronavirus han estado incrementándose en Brasil, lo que a su vez ha aumentado la presión sobre el gobierno para que empiece a aplicar las inyecciones. Mientras que otros países de la región ya comenzaron sus inoculaciones, el regulador de salud del gobierno aún no ha aprobado ninguna vacuna y el Ministerio de Salud no ha definido una fecha para el inicio de su programa.