Manifestantes pro-Trump protestan en capitolios estatales

Partidarios del presidente Donald Trump, algunos portando armas de fuego, permanecen afuera de la mansin del gobernador el mircoles 6 de enero de 2021 despus de irrumpir en la cerca perimetral en el Capitolio, en Olympia, estado de Washington. (AP Foto/Ted S. Warren) (Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.)

SANTA FE, Nuevo MéGrupos de manifestantes que apoyan al presidente Donald Trump se reunieron el miércoles frente a los capitolios estatales desde Georgia hasta Nuevo México, obligando a algunos funcionarios a evacuarlos, al tiempo que varias movilizaciones prorrumpieron en vítores cuando una multitud favorable al mandatario irrumpió en el Capitolio federal.

Centenares de personas reunidas en los capitolios estatales para oponerse a la victoria del presidente electo Joe Biden agitaban carteles que decían “Paren el robo” y “Cuatro años más”. La mayoría de ellas no utilizaba mascarillas en medio de la pandemia de coronavirus, y algunas portaban armas en lugares como Oklahoma, Georgia, Arizona, Nevada y el estado de Washington.

Hubo algunos enfrentamientos en estados como Ohio y California, y en ciertos casos periodistas y contramanifestantes fueron rociados con aerosol irritante, aunque la mayoría de las protestas fueron pacíficas y algunas bastante pequeñas. Se informó de pocos arrestos.

La policía de Nuevo México desalojó al personal como medida de precaución en el capitolio estatal que incluye la oficina del gobernador y la del secretario de Estado, poco después de que centenares de manifestantes que agitaban banderas llegaran en una caravana de vehículos y a caballo.

Los inconformes cantaron “God Bless America”, hicieron sonar las bocinas de sus vehículos y anunciaron incorrectamente por un megáfono que Trump era el legítimo ganador de los comicios, aunque Biden se alzó con el triunfo electoral en Nuevo México por un margen de aproximadamente 11%.

“Es la primera vez en la historia de Estados Unidos que la transferencia pacífica del poder se ve ralentizada por un acto de violencia”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes local, el demócrata Brian Egolf. “Es un momento vergonzoso, y confío en que el Congreso pueda recuperarse pronto”.

Las protestas violentas en Washington, D.C., ocurrieron cuando el Congreso intentaba confirmar la victoria de Biden en el Colegio Electoral. La noticia de que manifestantes habían irrumpido en el Capitolio federal causó aclamaciones de entusiasmo entre las protestas pro-Trump en Minnesota, Nevada y Arizona. En Phoenix, manifestantes armados marcharon al capitolio y varios hombres exhibieron una guillotina.

El secretario de Estado de Georgia, el republicano Brad Raffensperger, y su personal desalojaron sus oficinas en el capitolio cuando unos 100 manifestantes se congregaron en el exterior, algunos portando armas largas.

Raffensperger y su equipo decidieron retirarse, según Gabriel Sterling, un funcionario de alto rango en la oficina del primero.

“Vimos cosas que sucedían en el capitolio de Georgia y dijimos: ‘no debemos andar aquí, no debemos ser una chispa’”, declaró Sterling a The Associated Press.

Trump ha concentrado gran parte de su ira en Raffensperger en las semanas posteriores a su derrota en el estado por una diferencia de aproximadamente 12.000 votos.

El gobernador republicano Brian Kemp censuró la invasión del Capitolio federal, describiéndola como “una desgracia y, para decirlo con franqueza, antiestadounidense”.

Kemp señaló que estaba extendiendo una orden ejecutiva desde las protestas del verano, la cual activó a la Guardia Nacional en caso de que sea necesario proteger al capitolio estatal el lunes cuando comience la sesión legislativa.

En el estado de Washington, los manifestantes irrumpieron por un acceso en la mansión del gobernador y docenas de personas permanecieron en el césped unos 30 minutos antes de que fueran desalojadas. La muchedumbre, en la que muchas personas estaban armadas, reiteró de manera infundada las acusaciones de que hubo fraude electoral. La Patrulla Estatal dijo que el gobernador Jay Inslee “y su familia se encuentran en un lugar seguro”.

En Utah, el personal del gobernador Spencer Cox fue enviado a casa cuando centenares de personas se reunieron en Salt Lake City, tuiteó la vicegobernadora Deidre Henderson. El fotógrafo Rick Egan, del periódico Salt Lake Tribune, dijo que fue rociado con aerosol irritante por un manifestante que le increpó por utilizar mascarilla y le dio un empellón cuando grababa un video de la protesta. Se desconocía de momento si hubo algún arresto.

Al menos una persona fue arrestada en el capitolio de Oregon en Salem por presunto hostigamiento y alteración del orden público mientras policías con equipo antidisturbios intentaban conseguir que se retiraran los inconformes, muchos de los cuales estaban armados.

Las imágenes de video mostraron un enfrentamiento entre manifestantes y contramanifestantes, así como la intervención de la policía antidisturbios. Sin embargo, para media tarde, sólo unas docenas de personas permanecían en el lugar, con sus banderas estadounidenses y sus mantas alusivas a Trump chorreando debido a la lluvia.

En Topeka, Kansas, los coros de “Paren el robo” y “no más mascarillas” se fueron apagando a medida que terminaba la protesta. Simpatizantes de Trump ingresaron pacíficamente al capitolio estatal por los puestos de control y recorrieron exhibiciones históricas.

En Honolulu, unos 100 manifestantes hicieron una fila en un camino afuera del capitolio estatal, donde ondearon banderas estadounidenses y otras alusivas a la campaña de Trump al paso de los vehículos. Sheryl Bieler, una jubilada en este estado que ganaron los demócratas, dijo que vino a “apoyar a nuestro presidente y la integridad de las elecciones”.

Simpatizantes de Trump circularon durante varias horas mientras hacían sonar sus bocinas alrededor del capitolio en Madison, Wisconsin, en coches y camionetas que tenían las banderas estadounidenses y alusivas a Trump.

En Colorado, el alcalde de Denver, Michael Hancock, ordenó a las agencias de la ciudad cerrar edificios cuando centenares de personas se reunieron frente al capitolio para protestar contra los resultados electorales.

En Carolina del Sur, manifestantes pro-Trump acudieron al capitolio pero se retiraron antes de la irrupción en el Capitolio federal.

___

Los periodistas de The Associated Press John Hanna, en Topeka, Kansas; Rachel La Corte, en Olympia, Washington; Andrew Selsky, en Salem, Oregon; Sophia Eppolito, en Salt Lake City; Audrey McAvoy, en Honolulu; Jonathan J. Cooper, en Phoenix; Patty Nieberg, en Denver; Todd Richmond, en Madison, Wisconsin; y Sam Metz, en Carson City, Nevada, contribuyeron a este despacho.