wplg logo

Ciudad de Brasil no padece escasez de vacunas contra COVID

Emidio Dorel, de 81 aos, recibe la vacuna CoronaVac de la empresa china Sinovac el mircoles 17 de febrero de 2021, en un centro de vacunacin de Brasilia. (AP Foto/Eraldo Peres)
Emidio Dorel, de 81 aos, recibe la vacuna CoronaVac de la empresa china Sinovac el mircoles 17 de febrero de 2021, en un centro de vacunacin de Brasilia. (AP Foto/Eraldo Peres) (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved)

SERRANA – Mientras los alcaldes y gobernadores de Brasil comienzan a hacer sonar la alarma porque se están agotando las reservas de vacunas contra el coronavirus, esas quejas no se escuchan en Serrana, una ciudad que el gobierno del estado de Sao Paulo seleccionó para probar la inoculación en una urbe completa.

La ciudad es pequeña, pero la labor considerable: aplicar las dosis durante poco más de ocho semanas a todos los habitantes de 18 años y más, un total de 30.000 personas. El estudio, conocido como Proyecto S, incluye un seguimiento a cada participante para ver hasta qué punto la vacuna de CoronaVac reduce la propagación del virus.

Inês Aparecida Giolo, de 61 años, una de las primeras participantes en el estudio, fue inoculada el miércoles en la mañana en una escuela cerca de su casa.

“Es mucha alegría, porque no es sólo es para mí, es para toda la ciudad. Por eso estamos muy contentos", señaló.

La idea de vacunar a una urbe completa fue expuesta el año pasado, durante el pico de la pandemia, como medio para obtener respuestas a numerosas interrogantes de una manera organizada, según Dimas Covas, director del Instituto Butantan de Sao Paulo, que está distribuyendo las inoculaciones CoronaVac y es socio en el experimento.

“Esto nos permitirá conocer a profundidad lo que sucede con la gente vacunada, pero también con la pandemia: el número de personas afectadas, las necesidades hospitalarias”, declaró Covas el miércoles durante la ceremonia inaugural.

Serrana —de unos 45.000 habitantes, una cuarta parte de la población de Providence, Rhode Island— fue una de las ciudades más azotadas por el COVID-19 en el estado de Sao Paulo, con aproximadamente el 5% de la población contagiada con el virus, dijo Marcos Borges, director del Hospital Estatal de Serrana, que también forma parte del Proyecto S.

Borges dijo que se requirió preparar a la ciudad antes de que el estudio pudiese comenzar, porque es necesario vigilar los casos de cerca. A todos los habitantes con síntomas de COVID-19 durante al menos dos días se les hicieron pruebas rápidas de PCR, con entrega de resultados en menos de 24 horas. Una amplia campaña de comunicación, con apoyo de la aplicación de mensajes WhatsApp, tuvo como propósito garantizar altos niveles de participación.

Después de que medios de prensa dijeran que algunos brasileños habían rentado o comprado propiedades en Serrana con el fin de ser incluidos en el estudio, Covas, de Butantan, dijo la semana pasada que para inscribirse será obligatorio tener un historial de residencia efectiva.

El estado de Sao Paulo ha registrado el número más alto de muertes por COVID-19 en Brasil, aunque también ha sido líder en los esfuerzos para garantizar la existencia de vacunas suficientes. Por su parte, las autoridades federales han sido acusadas de actuar con lentitud.

Butantan firmó un contrato con la firma china Sinovac en septiembre para el suministro de 46 millones de dosis de la vacuna CoronaVac, así como para la transferencia de tecnología a fin de producirla en un futuro en el país.

Butantan compartió el mes pasado resultados ligeramente desalentadores para las pruebas de CoronaVac en Brasil, mostrando una eficacia general de 50,38%. Aunque su efectividad es inferior respecto a otras vacunas, las autoridades mundiales de salud han dicho que cualquier inoculación con eficacia de al menos 50% es útil. La vacuna CoronaVac tuvo una eficacia de 78% para impedir casos de enfermedad leve, e impidió totalmente los de muerte.

El Proyecto S comienza apenas un mes después de que el país pusiera en marcha su campaña de vacunación y cuando varias ciudades se están quedando sin inoculaciones para sus ancianos.

Río de Janeiro suspendió el miércoles las nuevas vacunaciones durante una semana. Las autoridades de la ciudad dijeron que continuarán poniendo segundas dosis a quienes recibieron la primera, pero han suspendido las nuevas inoculaciones a adultos mayores.

Las autoridades de Río dicen que las vacunas para nuevos recipientes se acabaron en parte porque adelantaron una semana el calendario de aplicación después de que recibieran un nuevo lote de dosis. El alcalde Eduardo Paes dijo el lunes que las inoculaciones adicionales no serán entregadas antes de la próxima semana.

Otras capitales estatales tuvieron que adoptar estrategias similares, como Salvador, en el estado de Bahía, y Cuiabá, en Mato Grosso. También se ha informado de la inminente escasez de vacunas en al menos otras cuatro capitales, según el periódico brasileño O Globo.

Algunos alcaldes y gobernadores han culpado al gobierno del presidente Jair Bolsonaro de no haber procurado concretar antes más contratos para la adquisición de vacunas. Hasta ahora sólo han llegado dos millones de las 100 millones de dosis que el gobierno contrató con AstraZeneca.

El ministro de Salud de Brasil, Eduardo Pazuello, dijo el miércoles durante una reunión en línea con representantes de 26 estados y el distrito federal que Brasil contará con casi 231 millones de vacunas para el 31 de julio. Pazuello incluyó los lotes de AstraZeneca y Sinovac, el par de dosis que se ha estado aplicando a muchos brasileños, pero señaló que también se usarán la Sputnik V y la Covaxin, que aún no han sido aprobadas por las autoridades sanitarias de Brasil.

En Serrana no hay riesgo de que la vacunación se interrumpa, porque un lote especial de la CoronaVac fue fabricado en forma exclusiva para el estudio, dijo Covas, de Butantan. La participación no es obligatoria, pero se prevé que sea alta, porque hasta la semana pasada la inscripción rebasaba las 23.000 personas. Serrana no será aislada y la gente tendrá libertad de tránsito.

Los participantes serán observados hasta por un año después de su inmunización, y los investigadores también evaluarán las repercusiones de la pandemia en la economía y las tasas de aceptación de la vacuna. Se prevén los primeros resultados para dentro de 12 semanas.

___

Diane Jeantet informó desde Río.