Presidente de México defiende su labor en temas de mujeres

Full Screen
1 / 3

Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Mujeres ondean una bandera mexicana mientras se sientan en una pared de madera que protege el Monumento a la Revolucin de Mxico durante una marcha para conmemorar el Da Internacional de la Mujer y protestar contra la violencia de gnero, en la Ciudad de Mxico, el lunes 8 de marzo de 2021. (AP Foto/Rebecca Blackwell)

MEXICO CITY – CIUDAD DE MÉEl presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador trató de centrar la atención el lunes en el elevado número de mujeres en su gabinete y no en el hecho de que se ha negado a romper con un candidato a gobernador acusado de violación.

Al grito de “¡el gobierno de Obrador es un macho opresor!”, miles de mujeres vestidas de negro y portando pañoletas moradas en el rostro y la cabeza se movilizaron en el centro de la Ciudad de México en el marco del Día de Internacional de la Mujer, en una marcha que culminó en algunos enfrentamientos entre manifestantes y policías que debieron utilizar gases lacrimógenos para dispersarlas.

Al menos 62 uniformados y 19 civiles resultaron lesionados, indicaron las autoridades.

Aunque es un progresista cuyo lema es “primero los pobres”, el mandatario también es un conservador social que deja el aborto en manos de las legislaturas estatales y dice que la familia es el centro de la sociedad.

“Debe comenzar a luchar, pero realmente por la mujer en México”, afirmó Ana De la Toba, una abogada de 39 años de la Ciudad de México que participó en la marcha.

Esas contradicciones podían verse en el zócalo, la enorme plaza central de la capital, luego que el gobierno colocó enormes vallas de acero antidisturbios frente al Palacio Nacional, las cuales fueron adornadas rápidamente por activistas con flores y los nombres de mujeres que han sido asesinadas.

Durante la jornada de protesta un grupo de manifestantes logró derribar algunas vallas ubicadas frente al Palacio Nacional.

El presidente explicó que las vallas fueron colocadas para proteger edificios y monumentos coloniales en el centro histórico que han sido rayados con grafiti en marchas feministas previas, pero las activistas no aceptan esa razón.