wplg logo

Adolescente obtiene libertad condicional pero no cárcel por hackear escuelas de Miami-Dade

David Oliveros, 17, who confessed to the cyberattack, apologized in a virtual court hearing Friday as he was sentenced.
David Oliveros, 17, who confessed to the cyberattack, apologized in a virtual court hearing Friday as he was sentenced.

MIAMI – El joven que confesó haber hackeado el sistema de aprendizaje en línea de las escuelas públicas del condado de Miami-Dade en el otoño, fue sentenciado el viernes a un año de libertad condicional, y un juez también le exigió que se inscribiera en un programa para jóvenes con problemas.

El juez acordó retener la adjudicación de David Oliveros, 17, quien también debe asistir a consejería, hacer 30 horas de servicio comunitario y escribir una carta de disculpa a los estudiantes, maestros y la junta escolar.

El mes pasado, Oliveros llegó a un acuerdo en la corte para evitar la cárcel, pero la sentencia oficial no llegó hasta el viernes.

“Espero, joven, que usarías tu ordenador inteligente para hacer algo bueno en el futuro”, dijo el juez a Oliveros en una audiencia virtual en la corte.

Respondió: “eso es lo que planeo hacer, Señoría.”

Los primeros días de aprendizaje en línea para escuelas en Miami-Dade estaban llenos de problemas cuando se bloqueó el acceso a una de las plataformas que el distrito estaba utilizando. Oliveros tenía 16 años en ese momento. Fue arrestado y confesó a lo que los funcionarios de la escuela llamaron ocho ciberataques diferentes de denegación de servicio distribuido (DDOS por sus siglas en inglés).

Se cree que no estaba actuando solo.

“Todo esto fue un error de mi parte”, dijo Oliveros el viernes. “No quise causar daño a nadie indirectamente [o] directamente. Y pido disculpas y mis más profundas condolencias a todos los que se han visto afectados por esto de alguna manera”.


About the Author:

Ian Margol joined the Local 10 News team in July 2016 as a general assignment reporter. Born in Miami Beach and raised in Broward County, Ian is thrilled to be back home in South Florida.