SHOW MORE 

Cada año se ven menos mariposas Monarca en Norteamérica y el Caribe

Un grupo de mariposas Monarca en el Santuario El Rosario, En Michoacán, México.
Un grupo de mariposas Monarca en el Santuario El Rosario, En Michoacán, México. (Enrique Corte Barrera)

CIUDAD DE MÉXICO. – La mariposa Monarca (Danaus plexippus) es uno de los insectos más conocidos y llamativos del mundo. Aunque pueden encontrarse en los cinco continentes, sólo en Norteamérica se ha registrado el maravilloso fenómeno de su migración de más de 2,600 millas, desde las frías montañas de Estados Unidos y Canadá hasta los templados bosques del centro de México.

Se cree que los primeros inmigrantes europeos la nombraron así en honor a Guillermo III, príncipe de Orange y rey de Inglaterra.

Esta impresionante migración era conocida por los antiguos mexicanos, quienes relacionaban a las mariposas con las almas de sus difuntos, pero nadie sabía de dónde venían hasta que los investigadores canadienses Nora y Fred Urquhart, con la ayuda de científicos y miles de voluntarios, lograron trazar su ruta y encontrar sus sitios de hibernación en 1975, en las montañas entre Michoacán y el Estado de México.

Generación Matusalén

Una vez aclarada la ruta, el siguiente misterio por resolver era ¿cómo un ser que pesa medio gramo es capaz de recorrer medio continente y todavía volver? Los investigadores descubrieron que las mariposas Monarca “normales” viven apenas un mes, pero cuando se acerca el otoño nace una generación muy distinta a sus padres y sus abuelos, conocida como “Matusalén” y capaz de vivir entre siete y ocho meses.

¿Cómo un pequeño insecto que nace en las lejanas montañas del norte logra volar con precisión hasta los santuarios Monarca en los que nunca ha estado antes? Los científicos creen que lo logran a siguiendo la orientación del sol, según el portal SoyMonarca.

Años después, los científicos descubrieron que esta migración es la más numerosa e involucra a cerca del 90% de las Monarcas de Norte América, pero no es la única.

Grupos de mariposas Monarca de las Carolinas y el norte del estado se desplazan hacia el sur de Florida y ahí se reúnen con las poblaciones residentes locales. Después, una parte de ellas sigue su viaje a través de Cuba, Jamaica, Puerto Rico, República Dominicana y otras islas del Caribe hasta alcanzar la península de Yucatán, en México.

Full Screen
1 / 5

Monarch Butterflies in Mexico.

Las mariposas y los humanos viajan al Caribe en invierno por las mismas razones: huir del frío intenso. Luego las mariposas regresan en la primavera, depositando sus huevos por el largo camino al norte, en el que también esparcen enormes cantidades de polen y así ayudan a mantener diversos y sanos los ecosistemas que recorren. También existen datos de migraciones de Monarcas a lo largo de la costa de California.

Cada día más amenazadas

La presencia de la mariposa monarca descendió un 26% en los santuarios de hibernación en bosques mexicanos con respecto al año anterior, según informó el World Wildlife Fund (WWF).

Entre las principales amenazas para la monarca está el uso intensivo de agroquímicos en Norteamérica, la destrucción de sus hábitats, la crisis climática y la destrucción de sus bosques de hibernación, debido a la continua presión para reemplazarlos por campos de cultivo de aguacates.

Esta presión ha generado conflictos que podrían estar relacionados con el asesinato en 2020 de Homero Gómez, líder de defensores de los bosques de la Monarca, entre otros activistas de la región que también han perdido la vida.

Esfuerzos para conservarlas

En México, las comunidades indígenas y campesinas unieron esfuerzos con las autoridades, investigadores y organizaciones, para crear un fondo que ofrezca alternativas productivas a los habitantes y así no se vean orillados a talar sus bosques o convertirlos en campos de cultivo.

En Estados Unidos, un grupo de legisladores presentaron un proyecto que destinaría $125 millones en fondos de emergencia, repartidos durante cinco años para salvar de la extinción a la población occidental de mariposas monarca.

La medida impactaría a las poblaciones de mariposas de Arizona, California, Idaho, Nevada, Oregon, Utah y Washington, que viajan cada invierno hacia la costa de California. Según datos presentados en la iniciativa, el pasado invierno.

En 2020 solo se registraron 1.914 monarcas pasando el invierno en la costa de California, el número más bajo jamás registrado.

En general, las poblaciones de monarca en los Estados Unidos se han desplomado más del 80% en las últimas dos décadas. Sin ayuda de emergencia, es casi seguro que la población occidental de monarcas desaparecerá en 50 años. De hecho, su migración anual ya se ha derrumbado.

Si en el futuro quieres conocer este maravilloso espectáculo natural, puede viajar al Centro de México donde se encuentran los Santuarios de la Mariposa Monarca. Aunque este año muchas actividades fueron impedidas por la pandemia, las comunidades tienen esperanza de recibir a miles de visitantes la próxima temporada.


Related Stories