¿Puedo transmitir el coronavirus después de vacunarme?

Paulino Perez (right) hugs his brother Isaias Perez Yanez, 59, as Isaias is released from Sharp Coronado Hospital after battling COVID-19 for five weeks there on May 8, 2020 in Coronado, California. Nurses, doctors and other staff members lined the hallways to celebrate Isaias' recovery as he was wheeled out of the hospital to reunite with his family. (2020 Getty Images)

NUEVA YORK – Es posible. Los expertos dicen que el riesgo es bajo, pero siguen estudiando en qué medida las vacunas reducen la propagación del virus.

Las vacunas disponibles tienen una alta efectividad a la hora de evitar que la gente desarrolle un cuadro grave de COVID-19.

Pero aunque quienes están inmunizados no enfermen, sí podrían contagiarse sin mostrar síntomas. Los expertos creen que la vacuna también reduciría las posibilidades de que esas personas transmitan el virus.

“Una persona vacunada controla el virus mejor, por lo que las oportunidades de transmisión se reducirán enormemente”, dijo el doctor Robert Gallo, virólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland.

Entre la evidencia existente hasta el momento: los estudios sugieren que si una persona se infecta a pesar de la vacuna, alberga menos coronavirus en la nariz que una no inmunizada. Y esto dificulta su propagación.

Para tratar de resolver esta cuestión, Estados Unidos está empezando a estudiar a universitarios dispuestos a someterse a pruebas nasales diarias.

Ante la incertidumbre y la aparición de variantes más contagiosas, los expertos dicen que quienes estén totalmente vacunados deben seguir usando mascarilla y respetando la distancia social en público y cuando visiten a gente no inmunizada que tenga un alto riesgo de padecer síntomas graves si se contagian.

“Todavía tenemos que ser cautos”, afirmó Gallo. “La vacuna es esencial. Pero no es una panacea que vaya a acabar con la epidemia mañana”.

Hay otras cuestiones que pueden afectar a la posibilidad de que una persona inmunizada propague el virus, como la tasa de vacunación en su comunidad o la existencia de brotes en su zona.

“Queremos pensar que es todo o nada, pero es muy específico según la situación”, dijo la doctora Laraine Lynn Washer, experta en enfermedades infecciosas en la Universidad de Michigan.