Presidente argentino da positivo a prueba por coronavirus

En esta foto de archivo del 23 de febrero de 2021, el presidente de Argentina, Alberto Fernndez, habla durante la conferencia de prensa matutina diaria del mandatario mexicano Andrs Manuel Lpez Obrador en el Palacio Nacional en la Ciudad de Mxico. Fernndez inform que tuvo una prueba inicial positiva para COVID-19, a pesar de haber sido vacunado en enero. (Foto AP/Marco Ugarte, archivo) (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.)

BUENOS AIRES – El presidente argentino Alberto Fernández informó que dio positivo por coronavirus y permanece aislado con síntomas leves, a pesar de haber sido vacunado en enero.

“Quería contarles que al terminar el día de hoy (viernes), luego de presentar un registro de fiebre de 37.3 y un leve dolor de cabeza, me realicé un test de antígenos cuyo resultado fue positivo”, escribió Fernández en la madrugada del sábado en su cuenta de Twitter.

El resultado fue confirmado por un test de PCR positivo el sábado en la tarde, según un comunicado de la Unidad Médica Presidencial que informó al mismo tiempo que el mandatario se encuentra “estable, asintomático, con parámetros dentro de rangos de normalidad”.

Fernández, quien la víspera cumplió 62 años, se había inoculado el 21 de enero con la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V y días después recibió la segunda.

El instituto Gamaleya, a cargo de la vacuna rusa, reaccionó rápidamente vía Twitter lamentando la noticia, y destacó que la “Sputnik V es 91,6% efectiva contra la infección y 100% efectiva contra los casos graves. Si la infección es confirmada y ocurre, la vacunación asegura una rápida recuperación sin síntomas severos” deseándole una pronta recuperación.

Se ha demostrado que ninguna de las vacunas utilizadas contra el nuevo coronavirus elimina por completo las infecciones entre los inoculados, aunque los estudios muestran que reducen drásticamente la tasa de infección y su gravedad.

Fernández dijo que se encuentra "físicamente bien”.

Por el momento, el vocero de Fernández, Juan Pablo Biondi, y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, junto al presidente del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, hijo de la vicepresidenta Cristina Fernández, permanecen aislados tras haber mantenido algún contacto cercano con el mandatario, dijo el sábado a The Associated Press un funcionario del gobierno que pidió no ser nombrado.