wplg logo

Niños con mal inflamatorio tuvieron COVID-19 pero leve

This electron microscope image made available and color-enhanced by the National Institute of Allergy and Infectious Diseases Integrated Research Facility in Fort Detrick, Md., shows Novel Coronavirus SARS-CoV-2 virus particles, orange, isolated from a patient. University of Hong Kong scientists claim to have the first evidence of someone being reinfected with the virus that causes COVID-19. They said Monday, Aug. 24, 2020 that genetic tests show a 33-year-old man returning to Hong Kong from a trip to Spain in mid-August had a different strain of the coronavirus than the one hed previously been infected with in March. (NIAID/National Institutes of Health via AP)
This electron microscope image made available and color-enhanced by the National Institute of Allergy and Infectious Diseases Integrated Research Facility in Fort Detrick, Md., shows Novel Coronavirus SARS-CoV-2 virus particles, orange, isolated from a patient. University of Hong Kong scientists claim to have the first evidence of someone being reinfected with the virus that causes COVID-19. They said Monday, Aug. 24, 2020 that genetic tests show a 33-year-old man returning to Hong Kong from a trip to Spain in mid-August had a different strain of the coronavirus than the one hed previously been infected with in March. (NIAID/National Institutes of Health via AP) (NIAID/NIH)

La mayoría de los niños que padecieron de una condición inflamatoria vinculada al COVID-19 tuvieron la enfermedad, pero sin síntomas o sólo leves, revela un estudio dado a conocer el martes en Estados Unidos.

El inusual trastorno post-infeccioso tiende a ser más leve en los niños que sufrieron casos de COVID-19 más severos, aunque más de la mitad de los chicos afectados tuvieron que ser llevados a cuidados intensivos, dice el análisis de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), publicado por la revista especializada JAMA Pediatrics.

Se trata del análisis más extenso hasta la fecha de casos en Estados Unidos del síndrome inflamatorio multisistema en niños, y confirma evidencia de que es una respuesta inmunológica tardía al coronavirus. El análisis incluye casi 1.800 casos reportados a los CDC desde marzo de 2020 hasta mediados de enero pasado. La mayoría eran menores de 15 años, aunque había unos pocos de hasta 20.

Los casos ocurrieron entre dos y cinco semanas después del punto álgido de COVID-19 y su presencia coincide con la extensión de casos desde zonas urbanas a zonas rurales, dice el estudio.

Los casos estatales reportados hasta el 29 de marzo ascienden a 3.185 e incluyen 36 decesos, indica el website de los CDC. Los casos reportados a gobiernos estatales no siempre están actualizados, así que por ahora no se sabe cuántos niños desarrollaron la enfermedad desde que concluyó el estudio.

Unos 3,5 millones de menores de edad en Estados Unidos han dado positivo al COVID-19, según datos de la Academia Estadounidense de Pediatría y la Asociación de Hospitales Pediátricos.

La condición fue inicialmente reportada en Europa, a fines del año pasado y comienzos del actual. Algunos casos, especialmente los posteriores a casos asintomáticos COVID-19, son fácilmente confundidos con el mal de Kawasaki, una inusual condición que causa inflamación de la piel, hinchazones y problemas cardíacos.

El doctor Sean O’Leary, subdirector del departamento de enfermedades infecciosas de la academia de pediatría, explicó que la condición inflamatoria lleva a los chicos a enfermarse súbitamente, pero la mayoría “responde muy bien al tratamiento y se recupera totalmente”.