Surgen preguntas sobre la legalidad de obligar a estudiantes recibir la vacuna contra COVID-19

Universidades de Estados Unidos divididas en requerir vacunas estudiantiles

Several students at Nova Southeastern University test positive for COVID-19
Several students at Nova Southeastern University test positive for COVID-19

DAVIE, Fla. – Las universidades estadounidenses que esperan un retorno a la normalidad el próximo otoño están sopesando hasta dónde deben llegar para instar a los estudiantes a que reciban la vacuna COVID-19, incluyendo si deben –o legalmente pueden– exigirla.

Algunos ya han dicho que los estudiantes tendrán que recibir vacunas antes de regresar al campus, incluyendo Rutgers, Brown, Cornell y Northeastern.

Nova Southeastern University en el sur de Florida también ha anunciado que los estudiantes deben ser inoculados antes del 1 de agosto.

Dicen que ayudarán a proteger sus campus y darán a los estudiantes la confianza para regresar.

Pero algunas escuelas dicen que legalmente no pueden requerir vacunas porque la Administración de Alimentos y medicamentos de los Estados Unidos solo ha permitido el uso de emergencia de las vacunas COVID-19 y no les ha dado su aprobación completa.

“Dimos un paso audaz al decir que pediremos a la gente, requerimos, que se inscriba en la NSU ser vacunada antes de regresar al campus”, dijo el Dr. Harry Moon, EVP y COO de la NSU durante una conferencia de prensa a principios de este mes. “Esto es para profesores, personal, estudiantes y creemos que este es el mejor y más seguro camino hacia adelante”.

Otras universidades están optando por recomendar vacunas y no requerirlas.

Gov. Ron DeSantis rechazó la medida “audaz” de NSU y dijo que no permitirá que las vacunas contra COVID sean obligatorias en Florida.

“Es completamente inaceptable que el gobierno o el sector privado le impongan el requisito de que muestre pruebas de vacunación para simplemente poder participar en la sociedad normal”, dijo DeSantis.

NSU publicó la siguiente declaración después de que DeSantis firmara su última orden ejecutiva: “Continuaremos siguiendo todas las leyes estatales y federales a medida que evolucionen. Evaluaremos la mejor manera de proteger a nuestra comunidad y seguir la orden ejecutiva del gobernador”.

NSU tiene 6,314 estudiantes de pregrado y 14,574 estudiantes de grado avanzado.

Moon dijo que la decisión se produjo después de meses de trabajo y planificación, y que los datos muestran que, si quieren reabrir los campus para estudiantes en persona, este es el camino que deben seguir.


About the Authors: