wplg logo

Cuba lanza medidas para impulsar sector agrícola y ganadero

In the past, American citizens could face up to a $65,000 fine for spending money in Cuba, according to the U.S. Treasury Department. The embargo also limits the amount of individuals can send to family living in Cuba.
In the past, American citizens could face up to a $65,000 fine for spending money in Cuba, according to the U.S. Treasury Department. The embargo also limits the amount of individuals can send to family living in Cuba. (Getty Images)

LA HABANA – El gobierno cubano anunció el miércoles un paquete de medidas para impulsar al sector agrícola y ganadero, incluyendo la posibilidad de que los campesinos comercialicen sus propios animales, sobre todo res. También se informó sobre la designación de un nuevo ministro de Agricultura: Ydael Jesús Pérez Brito.

La agricultura y ganadería en la isla suelen tener problemas al abastecer de sus productos a la población, que reclama el aumento de precios.

Según el portal oficial Cubadebate, el presidente Miguel Díaz Canel y el primer ministro, Manuel Marrero, intercambiaron ideas la víspera con 1.300 personas vinculadas al sector para dar a conocer una nueva política al respecto. El objetivo es “buscar más producción y responder las demandas insatisfechas”, indicó Marrero al dar a conocer un programa con 63 medidas.

Entre ellas se autoriza la venta liberada de leche y sus derivados a partir del cumplimiento de ciertos indicadores y “la comercialización de carne de ganado menor y mayor, después de cumplir con el encargo estatal y siempre que se garantice que no haya decrecimiento de la masa ganadera”.

Los campesinos suelen quejarse del control excesivo, la burocracia, las restricciones para decidir qué y cómo producir y los impagos del Estado, que centraliza los productos.

Desde los años 60, tras una caída de la masa ganadera, en la isla está prohibido por ley sacrificar y comercializar carne de res.

Los productores de viandas, hortalizas y animales tienen un convenio con el Estado, al que deben vender un porcentaje de sus productos. El resto suele ser comercializado de diversas maneras o sirve para el autoconsumo.

No se ofrecieron detalles de todas las medidas, pero Cubadebate indicó que incluyen una disminución en las tarifas de agua y luz para los campesinos, abastecimiento de insumos --plaguicidas y fertilizantes— y el pago de impuestos.