SHOW MORE 

México: ¿Cómo va el proceso de legalización de la marihuana?

Full Screen
1 / 2

Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Un agricultor trabaja en un campo de marihuana en las montaas que rodean Badiraguato, estado de Sinaloa, Mxico, el martes 6 de abril de 2021. En Mxico, el esfuerzo de legalizacin de la marihuana est generando incertidumbre entre las familias que han cultivado la planta durante generaciones, y muchos temen que los precios que se les paga seguir bajando al tiempo en que se preguntan lo que van a hacer los capos cuando se enfrenten a un nuevo negocio legal. (Foto AP/Eduardo Verdugo)

MEXICO CITY – CIUDAD DE MÉEn los últimos años hay una creciente oleada en favor de la legalización de la marihuana no solo para usos medicinales sino lúdicos en muchos países del mundo. México está en ese proceso desde hace un par de años pero su ley sigue pendiente. Estas son algunas claves para entender el momento en el que se encuentra y el panorama actual de la región.

— LA DROGA MÁS USADA

El cannabis no es la droga más dañina ni la más rentable para el narcotráfico pero sí la más consumida del planeta, con 192 millones de usuarios, y la que lleva a más personas a tener problemas con la justicia: es responsable de más de la mitad de los delitos relacionados con drogas en el mundo, según las Naciones Unidas.

Por eso, su legalización está cada vez en la agenda de más países. La ONU autorizó su uso medicinal en diciembre de 2020, aunque el consumo recreativo sigue estando prohibido por las convenciones internacionales.

— URUGUAY Y CANADA, A LA CABEZA

En América, varios países permiten su uso medicinal pero solo dos, Uruguay y Canadá, han regularizado todo el proceso incluyendo los fines recreativos: los uruguayos con una especie de monopolio del estado sobre el cannabis; los canadienses potenciando más a la industria privada.

Cada vez más estados de Estados Unidos se están sumando a esta tendencia y aunque el cannabis sigue siendo ilegal según la ley federal estadounidense, una docena de entidades han regularizado su uso personal y médico y otros tantos estados han descriminalizado su consumo.

— MÉXICO, EL SÍMBOLO