SHOW MORE 

Organizaron su boda en lujosa mansión de la que no eran dueños ni tenían permiso

El propietario llamó al 911 cuando comenzaron los preparativos en su propiedad

Couple poses as buyers to hold wedding at mansion they didn't own
Couple poses as buyers to hold wedding at mansion they didn't own

SOUTHWEST RANCHES, Fla. – Para los más ricos o más pobres, Courtney Wilson y Shenita Jones planearon la boda de sus sueños en una extensa propiedad de Southwest Ranches. Según el sitio web de su boda, se casarían en “The Wilson Estate”.

Pero hubo más que unos cuántos problemas. Por un lado, la casa no era de ellos y, por otro, no tenían permiso para celebrar la boda en la propiedad.

La policía de Davie confirmó el sábado que alrededor de las 8 a.m., dos personas llegaron para preparar una boda.

Fue entonces cuando el propietario, el empresario Nathan Finkel, llamó a la policía.

“Siguen acosándome, llamándome, dicen que van a celebrar una boda aquí y que es el mensaje de Dios”.

La pareja se había hecho pasar por compradores potenciales de la propiedad unos meses antes del gran día. Luego fue su plan unirse en matrimonio en la casa de 16,000 pies cuadrados de 9 habitaciones que se cotiza en más de $ 5.5 millones, completa con una sala de cine, una bolera, un estudio de danza y un elegante bar de entretenimiento.

Según se informó, la pareja le había preguntado previamente al propietario si podían celebrar su boda en el patio trasero de la casa, y el propietario se negó.

“No sé qué está pasando”, le dijo Finkel al operador del 911. “Todo lo que quiero que haga es que los detenga”.

La policía de Davie dijo que las personas que llegaron a la casa para preparar la boda se fueron cuando se les pidió. No se espera que se presenten cargos criminales.


About the Authors: