La golpearon brutalmente hasta darla por muerta mientras alimentaba a gatos callejeros, ahora cuenta su terrible experiencia y vive con dolor

OAKLAND PARK, Fla. – Simplemente estaba alimentando gatos callejeros detrás de un McDonalds de Oakland Park cuando fue atacada.

Su rostro estaba destrozado en varios puntos.

Ella todavía se está recuperando física y mentalmente, pero aceptó hablar con Local 10 News.

Maria Ouverney dijo que finalmente puede hablar sobre el ataque.

“Lloro mucho. Tengo miedo de muchas cosas”, compartió.

La última vez que vimos a María fue en enero.

Pasó ocho días en el hospital después de ser emboscada y golpeada.

Su cara estaba destrozada y su mandíbula tuvo que estar cerrada con alambre durante semanas.

Su atacante la dejó por muerta después de saltar sobre ella, momentos después de que alimentara a los gatos callejeros.

“Recuerdo un poco. A veces lo olvido. Cuando me desperté en el hospital, dije: ‘Dios mío, ayúdame’”.

Días después del ataque, Antonio Romano fue encontrado en Port St. Lucie y acusado de intento de asesinato y robo de auto en relación con el incidente de María.

Luego se supo que horas antes de atacar a María, Romano supuestamente mató a lliane Alzenord, de 60 años, en su casa de Oakland Park.

“Tengo suerte. Me dejó porque creyó que estaba muerta”.

Antes del ataque, la mujer de 63 años alimentaba a cuatro colonias de gatos salvajes al día, alrededor de 130 gatos, todos con el salario de un ama de llaves.

Ahora, esta defensora de los animales solo puede alimentar a uno. Tiene miedo de conducir y de la gente.

María necesitará más cirugías para reparar la cuenca del ojo. No puede inclinar la cabeza hacia abajo debido al fuerte dolor.

“Mi cara estaba rota en tres lugares”, dijo. “Mi boca ya no se abre demasiado”.

Después del ataque, se recaudaron más de $ 60,000 a través de una página de GoFundMe.

María expresó su gratitud a todas las personas que ayudaron en su momento de necesidad.

“Muchas gracias. Estoy muy feliz y (eso) me ayudó mucho”, finalizó.


About the Author: