Pese a orden de DeSantis, algunas reglas de uso de mascarilla permanecerán en Miami-Dade

El COVID-19 sigue siendo “un peligro presente”, asegura alcaldesa

MIAMI, Fla. – Sven Vogtland es propietario de varios restaurantes y locales en Miami Beach y Wynwood, incluido su último proyecto de uso mixto “The Oasis”.

Él dice que la orden del gobernador Ron DeSantis emitida el lunes no cambia lo que el personal y los clientes pueden esperar cuando visitan su negocio en medio de la pandemia de COVID-19 en curso.

“Realmente queremos que nuestros huéspedes se sientan cómodos y confiados por venir aquí, por lo que todo nuestro personal todavía usa máscaras aquí y sugerimos que los invitados también sigan las pautas de los CDC”, dijo Vogtland el martes.

“Sé que a veces algunos invitados se oponen mucho y hay un conflicto entre lo que dice el gobernador y las pautas de los CDC. Asegurémonos de que nuestros huéspedes se sientan cómodos y creo que la mejor manera de hacerlo es siguiendo las pautas de los CDC”.

Publix, Walmart, Target y Home Depot se encuentran entre los minoristas nacionales que le han dicho al Local 10 que no están cambiando sus mandatos de mascarillas en las tiendas en este momento.

[RELACIONADO: ¿Todavía necesitas una mascarilla? Depende de qué parte del sur de Florida vayas].

La orden de DeSantis levanta los protocolos de seguridad COVID-19 de la municipalidad local, como los mandatos de mascarillas interiores, pero no obliga a ninguna acción por parte de empresas privadas.

Tampoco cambia los hechos en el terreno cuando se trata de números de casos en Miami-Dade, dice la Dra. Aileen Marty, experta en enfermedades infecciosas, de la Universidad Internacional de Florida.

“[Hay una] disminución en el número total de casos, pero todavía somos más altos hoy que en septiembre de 2020”, explicó. “También estamos viendo una gran cantidad de variantes”.

El martes en las redes sociales, la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, calificó la pandemia como un “peligro presente para nuestra salud pública”, y agregó que “fingir que se acabó no hará que desaparezca. El levantamiento de órdenes no hará que desaparezca. Lo que lo hará será el vacunarse”.

Levine Cava dijo más tarde que se seguirán requiriendo precauciones que incluyan el uso de mascarilla, distanciamiento social y desinfección en la propiedad del condado y en las instalaciones del condado. Agregó que los requisitos federales también exigen tales precauciones en el aeropuerto y el puerto marítimo.

“Todavía estamos en una pandemia y todavía estamos en un estado de emergencia y el único camino a seguir es vacunarnos”, dijo Levine Cava.

En todo el condado, el 56,8% de la población elegible (mayores de 16 años) ha recibido al menos una inyección de la vacuna COVID-19, mientras que el 38,5% de los residentes están completamente vacunados, según los últimos datos estatales.

La demanda de las vacunas se ha suavizado, y las comunidades negras e hispanas están rezagadas en las tasas de vacunación.


About the Author: