wplg logo

España devuelve 6.600 migrantes a Marruecos tras disputa

The body of a young man covered with an emergency blanket after being recovered by Spanish police from waters near the border between Morocco and Spain's north African enclave of Ceuta, Thursday, May 20, 2021. Thousands of migrants jumped or swam around a border fence to reach European soil this week after Morocco loosened its border patrols. (AP Photo/Bernat Armangue)
The body of a young man covered with an emergency blanket after being recovered by Spanish police from waters near the border between Morocco and Spain's north African enclave of Ceuta, Thursday, May 20, 2021. Thousands of migrants jumped or swam around a border fence to reach European soil this week after Morocco loosened its border patrols. (AP Photo/Bernat Armangue) (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.)

CEUTA, España – Más de 6.600 de los más de 8.000 migrantes que saltaron la cerca o llegaron a nada a uno de los enclaves españoles en el norte de África esta semana, han sido devueltos ya a Marruecos, dijeron las autoridades el viernes.

Por segundo día consecutivo, no se registraron llegadas a Ceuta, una ciudad española de 85.000 habitantes que está en el centro de una disputa diplomática entre Madrid y Rabat, luego de las autoridades marroquíes reforzaron la vigilancia en su lado de la frontera.

Pero en la cercana Melilla, el otro territorio español ubicado a unos 350 kilómetros (220 millas) al oeste en la costa mediterránea, las fuerzas de seguridad fronterizas de ambos lados repelieron a grupos de jóvenes que trataban de ingresar en España. La delegación del gobierno en Melilla confirmó que unas pocas docenas consiguieron su objetivo.

Las relaciones entre las dos naciones mediterráneas están en uno de sus peores momentos luego de que España decidió el mes pasado permitir la entrada al país por motivos médicos del líder de un movimiento que ha luchado por la independencia del Sahara Occidental desde que Marruecos se anexionó el vasto territorio en la década de 1970.

Las autoridades en Rabat sostienen que la presencia del jefe del Frente Polisario, Brahim Ghali, en España, a donde llegó con un pasaporte argelino con un nombre falso, es inaceptable. Ghali, a quien Marruecos considera un terrorista, se recupera del COVID-19 en un hospital del norte de España desde el 18 de abril.

La Audiencia Nacional española lo ha citado a declarar el próximo 1 de junio en un caso de supuestas torturas y está siendo investigado por posible genocidio en una demanda independiente presentada por grupos de disidentes saharauis contrarios al Frente Polisario.


About the Author: