wplg logo

Presidente de la junta culpa por tiroteo en masa a servidores públicos que “se quedaron dormidos al volante”

MIAMI DADE, Fla. – El más reciente tiroteo en masa fue el centro de la conversación durante la reunión de la Junta Asesora de Asuntos Negros del Condado de Miami-Dade el miércoles, en el Centro de Gobierno Stephen P. Clark, ubicado en el centro de Miami.

Tres sicarios con pistolas y rifles dispararon a 23 en unos 10 segundos la madrugada del domingo. La tragedia ocurrió en las afueras de El Mula Banquet Hall, en 7630 NW 186 St., al oeste de Carol City. Clayton Dillard y Desmond “Des” Owens, ambos de 26 años, murieron.

El abogado Stephen Hunter Johnson refirió que el salón de banquetes funcionaba como un club nocturno clandestino. También comentó que el tiroteo se debe a un ciclo continuo de represalias violentas. Afirmó que los agentes de policía deberían haber estado allí para vigilar a la multitud.

“Los chicos tenían 19 y 20 años. Creo que el más joven que resultó herido tenía 17 años”, comentó Johnson, y agregó que la causa de la carnicería fue en parte culpa de los servidores públicos que “se quedaron dormidos al volante”.

Johnson es el presidente de la Junta Asesora de Asuntos Negros del Condado de Miami-Dade, que está compuesta por 13 miembros nombrados por los comisionados del Condado de Miami-Dade y 13 miembros designados por la junta. Ellos hacen recomendaciones a la comisión, pero no pueden obligarlos a cumplirlas.

“Alguien tiene que pagar”, aseguró Johnson.

Johnson agregó que el salón de banquetes debería haber solicitado el apoyo de agentes fuera de servicio. El Departamento de Policía de Miami-Dade tiene una tarifa por hora que incluye $ 76.75 para un capitán, $ 74 para un teniente, $ 71.25 para un sargento de policía y $ 68.50 para un oficial de policía.

“Alguien dijo: ‘Bueno, no es culpa del club’. Sí, lo es”, opinó Johnson. “Sí, lo es, porque si la policía viene todas las semanas, ya sabes lo que está pasando allí ... Si vas a ganar dinero con nuestra fiesta, está bien, pero mantennos a salvo”.

Otros miembros de la junta dijeron que es necesario que haya más responsabilidad, acción y que haya niveles adecuados de vigilancia. Johnson estuvo de acuerdo y señaló que esta es la razón por la que estos tiroteos no ocurren en ciudades como Coral Gables y Bal Harbour.

En unos 10 segundos, un trío disparó a 23 personas afuera del salón de banquetes. Estaban esperando entrar para asistir a la fiesta de lanzamiento del álbum de Courtney Paul Wilson, de 24 años, mejor conocido como el rapero ABMG Spitta de Carol City. Ahí mataron a dos hombres de 26 años. Sus familiares los identificaron como Clayton Dillard III y Desmond “Des” Owens.

Durante una conferencia de prensa el lunes, el director del MDPD, Alfredo “Freddy” Ramirez III, afirmó que el tiroteo se debió a la letra de una canción de rap y las interacciones en las redes sociales. Dijo que los videos musicales con “palabras provocativas” desencadenaron “una represalia”.

Los fans del rapero Spitta de Miami-Dade prefieren el gangsta rap, un subgénero controvertido que ha resurgido a través de las plataformas de redes sociales para músicos como SoundCloudMyMixTapez y Bandcamp. Sobre todo, rapea sobre dinero rápido, marihuana, muerte y venganza. Sus letras se sumergen en la cultura de los estafadores callejeros.

“Debemos sacar a estos asesinos de las calles”, sentenció el lunes la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

Los detectives recuperaron el Nissan Pathfinder abandonado a unas nueve millas de la escena del crimen el lunes. Los buzos lo encontraron sumergido en un canal en el área de 154th Street y Northwest Second Avenue. Se informó que fue robado el 15 de mayo, dijo la policía.

El martes, mientras un monumento con velas, globos y ositos de peluche crecía frente al salón de banquetes, Ramírez habló nuevamente con los reporteros desde la sede del departamento en Doral.

“Estamos en una postura de tolerancia cero en este momento ... aquellos que están cometiendo violencia con armas de fuego, violando la ley, van a ir a la cárcel”, aseguró Ramírez. “Mis oficiales están movilizados. Todos los recursos del Departamento de Policía de Miami-Dade estarán en las calles para mantener segura a esta comunidad”.

Los detectives de Miami-Dade están pidiendo a cualquier persona que tenga información sobre el tiroteo que llame a Crime Stoppers de Miami-Dade al 305-471-8477.

Hay una recompensa de $130,000 por información que conduzca a un arresto y condena en el caso. Marcus Lemonis contribuyó con $ 100,000, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos contribuyó con $ 25,000 y Miami-Dade Crime Stoppers contribuyó con $ 5,000.


About the Authors:

Saira Anwer joined the Local 10 News team in July 2018. Saira is two-time Emmy-nominated reporter and comes to South Florida from Madison, Wisconsin, where she was working as a reporter and anchor.

The Emmy Award-winning journalist joined the Local 10 News team in 2013. She wrote for the Miami Herald for more than 9 years and won a Green Eyeshade Award.