Jurado recomienda pena de muerte tras asesinato en Oklahoma

ARCHIVO - En esta foto del 18 de octubre del 2017, William Lewis Reece, espera por el comienzo de un audiencia en un tribunal en Oklahoma City. El jurado recomend el 3 de junio del 2021 la pena mxima para William Lewis Reece, comvicto de asesinato premeditado por el secuestro y muerte en 1997 de Tiffany Johnson, de 19 aos.  (AP Foto/Sue Ogrocki)
ARCHIVO - En esta foto del 18 de octubre del 2017, William Lewis Reece, espera por el comienzo de un audiencia en un tribunal en Oklahoma City. El jurado recomend el 3 de junio del 2021 la pena mxima para William Lewis Reece, comvicto de asesinato premeditado por el secuestro y muerte en 1997 de Tiffany Johnson, de 19 aos. (AP Foto/Sue Ogrocki) (AP2017)

OKLAHOMA CITY – Un jurado en Oklahoma recomendó la pena de muerte para hombre convicto del secuestro y asesinato de una mujer hace más de 20 años.

El jurado recomendó el miércoles la pena máxima para William Lewis Reece, convicto la semana pasada de asesinato premeditado por secuestrar y matar en 1997 a Tiffany Johnson, de 19 años. La audiencia de sentencia se realizará el 19 de agosto.

Reece no declaró en el juicio, pero el jurado escuchó grabaciones de sus confesiones a la policía en las cuales admitió haber matado a Johnson y a otras tres personas en Texas, reportó el diario The Oklahoman.

Johnston, Kelli Cox, de 20 años; Jessica Cain, de 17; y Laura Smither, de 12, desaparecieron en un período de cuatro meses en 1997, luego que Reece había salido de prisión en Oklahoma, donde cumplió sentencias por violación y secuestro.

El cadáver de Smither fue hallado poco después de su desaparición, pero los restos de Cox y de Cain no fueron descubiertos hasta el 2016, cuando Reece comenzó a cooperar con la fiscalía.

“Estamos contentos con la pena de muerte”, dijo la madre de Johnson, Kathy Dobry.

“Aunque ayudó a familias en Texas ... fue por Tiffany”, dijo del fallo. “Después de 24 años y 10 meses, le llegó el momento a Tiffany”.

El abogado de Reece, Jacob Benedicto, no negó que Reece hubiese asesinado a Johnson, pero dijo que su defendido solamente confesó porque un agente de los Rangers de Texas le prometió que los fiscales no pedirían la pena de muerte.