wplg logo

Panamá: Presidente anuncia un millón más de vacunas en julio

Full Screen
1 / 2

Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

El presidente de Panam, Laurentino Cortizo, pronuncia su segundo informe a la Nacin en la Asamblea Nacional en la ciudad de Panam, el jueves 1 de julio de 2021, en medio de la nueva pandemia de coronavirus. (AP Foto/Arnulfo Franco)

PANAMA CITY – El presidente Laurentino Cortizo anunció el jueves el arribo de un millón más de vacunas contra el coronavirus durante el mes de julio, al tiempo que delineó un plan para la reactivación de la economía panameña, que ha sido duramente golpeada durante la pandemia, en un informe a la nación ofrecido en la Asamblea Legislativa con motivo de sus dos años de gobierno.

“A la fecha hemos autorizado la compra de más de nueve millones de dosis de las vacunas Pfizer y AstraZeneca, con lo que se cubre la población nacional”, dijo Cortizo en su discurso.

El mandatario dijo en su informe que la estrategia continua de vacunación que inició en enero de este año y en la que se han aplicado a la fecha 1,5 millón de dosis, en un país de 4,3 millones de habitantes, “favorece las condiciones para la reactivación de la economía”. “Reiteramos que su ejecución es la política pública más importante para la recuperación económica”, dijo el gobernante.

Más del 80% de las vacunas aplicadas son de Pfizer-BioNTech y el resto de AstraZeneca, las unicas dos con las que el gobierno concretó negociaciones.

En su informe, Cortizo también delineó los aspectos principales de un plan de gobierno para reactivar la economía panameña, que sufrió una caída de aproximadamente el 17% en el Producto Interno Bruto (PIB) en 2020 debido al impacto de la pandemia. Ésta, fundamentada en los servicios, depende en gran medida de sectores como el transporte aéreo, el turismo y la construcción.

Cortizo dijo que la estrategia de su gobierno para la reactivación económica se fundamenta en cinco áreas: la primera es el cumplimiento de una estrategia de vacunación segura, efectiva y bien planificada, seguida de un apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas debido a que son generadoras de empleo. También incluye la reactivación de proyectos de infraestructura pública como generadores de mano de obra con una inversión de 12.000 millones de dólares que entre otros proyectos incluye, la construcción de la linea tres del metro que concectará la capital con la contigua provincia de Panamá Oeste.

La preservación de la capacidad del sector financiero y de otros sectores vulnerables de la economía y la estimulación de la atracción de buenas inversiones extranjeras directas, completan los aspectos del plan de gobierno

En el istmo centroamericano, cerca de cuatrocientas mil personas perdieron sus trabajos durante la pandemia y aunque la mayoría retornó progresivamente a sus puestos, poco menos de la mitad aún siguen desempleados. De acuerdo con especialistas, las transferencias sociales de dinero de 120 dólares por mes que el gobierno otorgó a 1,7 millón de panameños que se quedaron sin sustento amortiguó el golpe de la pobreza que se estima en cerca de un 14%.

El mismo día, más de un centenar de manifestantes llegaron hasta los alrededores de la Asamblea en la Plaza 5 de Mayo, acordonada por la policía. Entre otros había trabajadores de la construcción y del sector privado; profesores, estudiantes y desempleados.

Edith Méndez, de 62 años y trabajadora en un supermercado, dijo que han sido dos años de gobierno “no muy buenos para los trabajadores”. Cuestionó el toque de queda porque dice que no le permite regresar en paz a su casa porque vive en un suburbio de las afueras. “No le importa el trabajador”, se quejó la mujer, que dice que no ha logrado las cuotas para jubilarse y que sufre de osteoporosis. También cuestionó los subsidios de pandemia porque, dijo, “lo que queremos es trabajo”.

Panamá dispuso una cuarentena estricta por la pandemia, lo que derivó en el cierre de empresas y la pérdida de empleos. Cortizo refirió que en sus 24 meses de administración ha enfrentado 16 meses de emergencia sanitaria y que su gobierno “tuvo que tomar decisiones difíciles, pero era el único camino para salvar vidas, evitar el colapso del sistema de salud, mantener empleos y dar asistencia social a los más vulnerables”.

“Nuestras acciones tienen el objetivo de impedir que el sistema de salud colapse, en ese sentido, ampliamos las facilidades sanitarias, aumentamos la capacidad hospitalaria y aseguramos los insumos, equipos y medicamentos necesarios”, en medio de su gran demanda mundial, dijo.

Panamá tiene a la fecha 403.778 casos acumulados de coronavirus y 6.545 defunciones.