wplg logo

Contrataciones en EEUU aumentan más de lo previsto en julio

En primer plano, un aviso de empleo afuera de una tienda en Morton Grove, Illinois, el 21 de julio de 2021. (AP Foto/Nam Y. Huh)
En primer plano, un aviso de empleo afuera de una tienda en Morton Grove, Illinois, el 21 de julio de 2021. (AP Foto/Nam Y. Huh) (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.)

WASHINGTON – Las contrataciones en Estados Unidos aumentaron en julio al agregar los empleadores 943.000 puestos de trabajo, lo que hizo bajar a 5,4% la tasa de desempleo, en otra señal de que la economía sigue recuperándose con sorprendente vigor tras el golpe del coronavirus el año pasado.

Las cifras de julio superaron las previsiones de los economistas, quienes calcularon la creación de más de 860.000 nuevos puestos de trabajo. Los hoteles y restaurantes, que reabrieron con vigor, agregaron 327.000 contrataciones el mes pasado. Las escuelas públicas locales sumaron 221.000.

El número de personas que informaron que tenían trabajo aumentó en 1 millón, lo que hizo bajar la tasa de desempleo desde 5,9% en junio. El mes pasado, 261.000 personas regresaron al mercado laboral.

Luchando por encontrar trabajadores a medida que el negocio vuelve a surgir, las empresas aumentaron los salarios: las ganancias promedio por hora aumentaron un 4% el mes pasado respecto del año anterior.

El coronavirus desencadenó una breve pero intensa recesión la primavera pasada, lo que obligó a cerrar las empresas y a los consumidores a quedarse en casa como medida de precaución. La economía perdió más de 22 millones de puestos de trabajo en marzo y abril de 2020. Desde entonces, sin embargo, ha recuperado casi 17 millones, dejando un déficit de 5,7 millones en comparación con febrero de 2020.

“Es innegable que las cosas van en la dirección correcta”, dijo Greg McBride, analista financiero jefe de Bankrate.com.

Las vacunas están animando a las empresas a reabrir y a los consumidores a regresar a las tiendas, restaurantes y bares que rechazaron durante meses debido al COVID-19. Muchos estadounidenses también se encuentran en una situación financiera sorprendentemente sólida porque los confinamientos les permitieron ahorrar dinero.

Como resultado, la economía se ha recuperado a una velocidad inesperada. El Fondo Monetario Internacional espera que el producto interno bruto de Estados Unidos crezca 7% este año, su ritmo más rápido desde 1984.