wplg logo

Cuba: no hay mejora con EEUU, ni remesas, ni consulado

Photo does not have a caption

HAVANA – Un alto funcionario de la cancillería cubana salió el miércoles al cruce de comentarios sobre una flexibilización de las sanciones estadounidenses a la isla y aseguró que por lo pronto no se verifican ni una reapertura consular, ni envío de remesas, ni autorizaciones extras para envíos de carga.

“Solo anunció (Washington) que iba a tomar una decisión al respecto. Hasta hoy, las remesas siguen prohibidas”, dijo el encargado de Estados Unidos de la dependencia, Carlos Fernández de Cossío, a un cuestionario realizado por el portal oficial Cubadebate.

Tampoco se verificó un incremento del personal requerido para la misión norteamericana en su embajada en la nación caribeña y “no ha restablecido los servicios migratorios y consulares”.

Además, “no ha ofrecido a Cuba vuelo de carga alguna para transportar ayuda humanitaria. Sencillamente otorgó licencias a dos aerolíneas para que puedan operar un número muy limitado de vuelos de carga entre los dos países, mientras permanece en vigor la prohibición general de vuelos impuesta en agosto de 2020”.

Las declaraciones de Fernández de Cossío se producen luego de que medios de prensa estadounidenses indicaran en estos meses que el presidente Joe Biden estaba encaminado a tomar estas disposiciones para cumplir con su promesa de campaña de lograr un acercamiento con la isla.

El año pasado, mientras aspiraba a la Casa Blanca, Biden aseguró que buscaría un mayor diálogo con Cuba, similar al impulsado por su predecesor demócrata Barack Obama y después de que Donald Trump tensara al máximo las relaciones buscando asfixiar económicamente a la isla para presionar un cambio de modelo político.

Cuba sufre una crisis debido a estas sanciones -Trump impuso unas 200 medidas- que se agravaron por la pandemia del nuevo coronavirus. Cuba permanece bajo embargo de Estados Unidos desde la década del 60 y las políticas ejecutivas de Obama no lo eliminaron, sino que lo atemperaron, por lo que fue luego fácil de revertirlas. Para levantar el embargo de requiere la aprobación del Congreso estadounidense.