wplg logo
SHOW MORE 

Juez impide a Florida aplicar ley vs. cubrebocas en escuelas

ST. PETERSBERG, Fla. – El gobierno de Florida no puede aplicar su prohibición a que las escuelas públicas ordenen a sus alumnos usar mascarillas para protegerse del coronavirus mientras una corte de apelaciones decide si dicha prohibición es legal, sentenció un juez el miércoles.

El juez del condado Leon, John C. Cooper, levantó una suspensión automática de su fallo de la semana pasada de que el gobernador republicano Ron DeSantis y las autoridades escolares del estado abusaron de su autoridad al imponer la prohibición por decreto e imponer sanciones financieras a las juntas escolares que desacataran la orden.

Cooper dijo que las evidencias presentadas en una demanda entablada por padres de alumnos contra la prohibición de DeSantis indican que las mascarillas brindan algo de protección a los niños dentro de la escuela, sobre todo a los menores de 12 años para los cuales no existe aún una vacuna. El tema se volvió apremiante en medio de una ola reciente de casos provocados por la contagiosa y agresiva variante delta del virus.

“No estamos en una época normal. Estamos en una pandemia”, dijo Cooper en una audiencia realizada de manera remota. “Tenemos una variante (del coronavirus) que es más infecciosa y peligrosa para los niños que la que tuvimos el año pasado”.

Desde que DeSantis firmó el decreto que prohíbe imponer el uso de la mascarilla, el 30 de julio, 13 juntas escolares que abarcan a más de la mitad de los 2,8 millones de estudiantes de Florida han aprobado el requisito de usarla salvo por razones médicas. Las autoridades de salud del estado han empezado a retener los sueldos de los miembros de las juntas rebeldes en represalia.

Jacob Oliva, director de escuelas públicas en el Departamento de Educación estatal, dijo en un aviso la semana pasada a supervisores locales que “la aplicación (de la prohibición) debe cesar si la suspensión es levantada”. Eso incluye la retención de los salarios de los miembros de la junta escolar o imponer otras sanciones financieras.

Ahora el caso pasará a la corte de apelaciones del 1er distrito en Tallahassee. En una presentación el miércoles en Palm Harbor, DeSantis dijo confiar en que el fallo será a favor del estado. A la larga, la decisión final podría corresponderle a la Corte Suprema de Florida.

El argumento central del gobernador es que bajo la ley aprobada recientemente, llamada Carta de Derechos de los Padres, son éstos quienes deciden si sus hijos deberían usar una mascarilla en la escuela.

Cooper dijo que la mencionada ley reserva las decisiones sobre salud y educación de los niños a los padres, a menos que una entidad gubernamental, como una junta escolar, pueda demostrar que sus medidas más amplias son razonables y están adaptadas al tema en cuestión.

La orden de DeSantis aplica de forma inadmisible sólo la primera parte de esa ley, señaló Cooper.

“No puedes hacer cumplir parte de esa ley pero no toda”, agregó