Usar globos para decorar un yate resulta ser un error costoso en Miami

Acusado de delito medioambiental sale de la cárcel

The decision to use dozens of balloons to decorate a yacht during a recent marriage proposal in Miami turned out to be really costly for a group of people. The lesson authorities want the public to learn: It’s a crime to dispose of balloons in Biscayne Bay.

MIAMI, Fla. – La decisión de utilizar docenas de globos para decorar un yate durante una reciente propuesta de matrimonio en Miami resultó ser muy costosa para un grupo de personas. La lección que las autoridades quieren que aprenda el público: Es un delito arrojar globos en la Bahía de Biscayne.

Un hombre de 29 años, al que se le impuso una multa de 2.510 dólares por vertido ilegal, corre el riesgo de enfrentarse a una multa de hasta 10.000 dólares y a una pena de cárcel. Otras nueve personas, incluida Dessideria D’Caro De Capriles, propietaria del yate de alquiler, se enfrentan a un total de 23.000 dólares de multa.

David Torres-Bocanegra, de Homestead, dijo a los detectives el miércoles que él fue el hombre que arrojó unos 50 globos al agua el martes en el puerto deportivo Bayshore Landing, en Coconut Grove, Miami, según el formulario de detención.

“Jesús está vivo”, dijo Torres-Bocanegra tras salir de la cárcel el jueves por la tarde. Cuando los periodistas le preguntaron si se preocupaba por el medio ambiente, respondió: “¡Por supuesto!”.

Nada de esto habría ocurrido de no ser por un testigo que se horrorizó, grabó el vídeo y lo compartió en Instagram. Los ecologistas se indignaron. Los animales marinos suelen confundir los globos desinflados no biodegradables con medusas. Las tortugas se los comen. Las aves marinas se lo dan a sus crías.

La policía y la fiscalía colaboraron. Los agentes detuvieron a Torres-Bocanegra sobre las 21:20 horas del miércoles en Homestead. Los agentes penitenciarios lo ficharon sobre las 3:35 de la madrugada del jueves en el centro penitenciario Turner Guilford Knight.

Tom Rivas, un preparador físico de Miami, confió la planificación de su propuesta romántica a Cloud Nine, una empresa familiar que alegó que un proveedor se encargó de los globos y que ellos no estaban involucrados en la eliminación de los mismos.

Los agentes impusieron a Cloud Nine y a HD2 Yacht Service una citación civil de 2.510 dólares cada una. Asimismo, Gabriela Castillo, la coordinadora del evento, y Francisco Feo, el responsable de la empresa de chárter, recibieron sendas citaciones de 2.510 dólares.

Los agentes también citaron a Tulio Capriles, Iulia Tyshchenko, Viacheslav Diadiura y Efraín Hernández, según los registros. Las citaciones no especifican su participación.

Torres-Bocanegra se enfrenta a un cargo de desprecio imprudente por el medio ambiente, un delito menor de segundo grado castigado con una multa de hasta 10.000 dólares o 60 días de cárcel, o ambos. Su fianza fue de 500 dólares.

A raíz del asunto de los globos, se lanzó una petición en línea para prohibir los globos en las playas, barcos y zonas costeras de Miami.

“Tenemos casi 2.000 firmas en dos días y realmente creemos que la prohibición de los globos en los barcos puede provocar el cambio de cultura que necesitamos en Miami”, dijo Juan Pablo Ortega, de Salty Miami. “Incluso el chico que se iba a comprometer y alquiló el yate firmó y compartió la petición”.

Lee el reporte de la detención:

David Sebastian Torres-Bocanegra. (Miami-Dade Corrections & Rehabilitation)
David Torres-Bocanegra (.)

About the Authors:

Christina returned to Local 10 in 2019 as a reporter after covering Hurricane Dorian for the station. She is an Edward R. Murrow Award-winning journalist and previously earned an Emmy Award while at WPLG for her investigative consumer protection segment "Call Christina."

The Emmy Award-winning journalist joined the Local 10 News team in 2013. She wrote for the Miami Herald for more than 9 years and won a Green Eyeshade Award.