Liz Cheney sopesa postularse para 2024 tras perder primarias

La representante republicana de Wyoming Liz Cheney habla el martes 16 de agosto de 2022 en un acto el día de primarias en Jackson, Wyoming. La aspirante Harriet Hageman derrotó a Cheney en las primarias. (AP Foto/Jae C. Hong) (Jae C. Hong, Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.)

CHEYENNE, Wy. – La representante de Wyoming Liz Cheney se mostró este miércoles cada vez más abierta a sopesar una campaña presidencial en 2024 tras perder estrepitosamente las primarias republicanas frente a un aspirante respaldado por el expresidente Donald Trump.

En declaraciones a la NBC tras su derrota, la representante, que se encuentra en su tercer mandato, afirmó que Trump es “una amenaza y un riesgo muy graves para nuestra república”. Agregó que para derrotarlo será necesario “un frente amplio y unido de republicanos, demócratas e independientes, y eso es lo que pretendo hacer”.

No quiso confirmar las versiones de si buscaría a la presidencia, pero admitió que es “algo en lo que estoy pensando”.

Los resultados de las primarias —y el margen de más de 35 puntos de su derrota— fueron un poderoso recordatorio del rápido cambio del Partido Republicano hacia la derecha. Un partido dominado por conservadores orientados a la seguridad nacional y amigos de los negocios como su padre, el exvicepresidente Dick Cheney, ahora pertenece a Trump, animado por su atractivo populista y, sobre todo, por negar haber sido derrotado en las elecciones de 2020.

Esas mentiras, que han sido rotundamente rechazadas por los funcionarios electorales federales y estatales, junto con el propio secretario de Justicia de Trump y los jueces que nombró, transformaron a Cheney de una crítica ocasional del expresidente a la voz más clara dentro del Partido Republicano que advierte que representa una amenaza para las normas democráticas. Ella es la principal republicana en la comisión de la Cámara de Representantes que investiga el asalto al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021 por parte de una turba de partidarios de Trump, un ataque al que se refirió haciendo un guiño a su futuro político.

“He dicho desde el 6 de enero que haré lo que sea necesario para asegurar que Donald Trump no vuelva a estar cerca de la Oficina Oval, y lo digo en serio”, advirtió el martes por la noche durante su discurso de concesión de la derrota en las primarias.

Cheney describió su derrota como el comienzo de un nuevo capítulo en su carrera política mientras se dirigía a un pequeño grupo de partidarios, incluido su padre, en el borde de un vasto campo flanqueado por montañas y fardos de heno.

“Nuestro trabajo está lejos de terminar”, dijo, evocando a Abraham Lincoln, que también perdió las elecciones al Congreso antes de ascender a la presidencia y preservar la unión.

A unos 645 kilómetros (400 millas) al este del discurso de concesión de Cheney, los festivos partidarios de Hageman se reunieron en un extenso rodeo al aire libre y en un festival de la cultura del Oeste en Cheyenne, muchos de ellos con botas de vaquero, sombreros y vaqueros azules.

“Obviamente, todos estamos muy agradecidos al presidente Trump, que reconoce que Wyoming solo tiene un representante en el Congreso y tenemos que hacer que cuente”, expresó Hageman, un abogado del negocio ganadero que había quedado tercero en una candidatura anterior a gobernador.

Repitiendo las teorías de conspiración de Trump, afirmó falsamente que las elecciones de 2020 fueron “amañadas” mientras cortejaba a sus leales en el periodo previo a las elecciones.

___

Peoples informó en Nueva York. Los periodistas de The Associated Press Thomas Peipert en Cheyenne y Jill Colvin en Nueva York contribuyeron a este despacho.