Recorren escena del crimen donde estudiantes de MSD fueron masacrados el Día de San Valentín

Local 10 News visitó el edificio 1200 de la escuela de Parkland BSO conservado como exposición para la corte desde 2018

Roses that had been brought to honor love on that Valentine’s Day in 2018 lay withered, their dried and cracked petals scattered across classroom floors still smeared with the blood of victims gunned down by a former student more than four years earlier.

PARKLAND, Fla. – “Sueña como si fueras a vivir para siempre, vive como si fueras a morir hoy”.

Esa era la cita de James Dean que se exhibía en el pasillo del segundo piso, entre las aulas 1221 y 1229, en el edificio 1200 del instituto Marjory Stoneman Douglas de Parkland.

Los agentes de la Oficina del Sheriff de Broward preservaron la escena del crimen de la masacre del 14 de febrero de 2018 para que los miembros del jurado y un pequeño grupo de periodistas pudieran observarla el jueves.

Nikolas Cruz renunció a su derecho a visitar el edificio donde utilizó un rifle AR-15 para convertir el día de San Valentín en un terror que ha resonado durante años.

A excepción de los cadáveres, los agentes lo dejaron todo como estaba entonces, para que los miembros del jurado encargados de decidir el destino de Cruz pudieran “observar y explorar” en silencio. Un grupo de periodistas les siguió después de que se fueran.

En ningún aula hubo tantos estudiantes asesinados y heridos como en el aula 1216. Era donde Dara Hass enseñaba inglés. Una carpeta azul marcada con el nombre de la estudiante asesinada de 14 años, Alaina Petty, estaba sobre un escritorio acribillado.

Había una gran mancha de sangre entre el escritorio de Hass y una pared llena de agujeros de bala. Cerca de donde murió Alyssa Alhadeff había una redacción manuscrita sobre Malala Yousafzai, “la niña que quería ir a la escuela”.

La estudiante autora escribió sobre la activista paquistaní por la educación de las niñas: “Una bala fue directa a su cabeza, pero no a su cerebro” y “En conclusión, nosotros, el pueblo, debemos tener libertad para la educación”.

Mira el reporte de las 6:00 de la tarde

Broward Sheriff’s Office deputies preserved the crime scene of the massacre on Feb. 14, 2018, so that jurors and a small group of reporters could observe it on Thursday.

En el aula 1214, la sangre salpicó dos libros: “Tell Them We Remember”, de Susan Bachrach, y “Listen to the Wind”, de Greg Mortenson.

Alguien escribió “#TogetherWeRemember” y cuentas de iWitness en la pizarra del aula. Probablemente se trataba de Ivy Schamis, que enseñaba Estudios sobre el Holocausto cuando Cruz disparó y mató a Nicholas Dworet y Helena Ramsay, estudiantes de último curso de 17 años.

Una agenda del curso escolar 2017-2018 estaba en el suelo. Había dos periódicos amarillentos de The Sun Sentinel sobre la mesa. Había una botella de agua sobre un escritorio. Había ordenadores portátiles aún abiertos y auriculares. Había marcas de bala.

Mira el reporte de las 5:00 de la tarde

Broward Sheriff’s Office deputies preserved the crime scene where Cruz shot 34 people — killing 17 and injuring 17 others — so well it looked like time had stopped since the tragedy.

En la sala de profesores, el cristal de una ventana con vistas al edificio 1300 de la escuela tiene cuatro agujeros de bala. El cristal de otra ventana que daba al patio y al estacionamiento también tenía un agujero de bala. Estas dan al patio y al estacionamiento por donde huían los estudiantes.

Había un cartel con un mensaje para los profesores: “¿Típico o problemático? AVISO: Observa si ves signos problemáticos en un alumno. HABLA: Habla con el alumno. ACTÚA: Comparte tus observaciones con el personal de salud mental de la escuela. Cambia el rumbo de la vida”. También tenía los números de teléfono de trabajo social y asesoramiento

En la tercera planta había pétalos de rosa agrietados mezclados con fragmentos de cristal donde los estudiantes corrían para salvar su vida mientras Cruz les disparaba con su rifle. La sangre de las víctimas manchaba el suelo del pasillo.

Mira el reporte de las 4:00 de la tarde

Roses that had been brought to honor love on that Valentine’s Day in 2018 lay withered, their dried and cracked petals scattered across classroom floors still smeared with the blood of victims gunned down by a former student more than four years earlier. (AP)

Cruz disparó y mató allí a Meadow Pollack, de 18 años, a Cara Loughran, de 14, y a Joaquín Oliver, de 17.

Manchas oscuras de sangre y material amarillo-verdoso mancharon la esquina frente a la escalera donde murió Peter Wang, de 15 años.

Los agujeros del tamaño de un alfiler en la pared tienen círculos dibujados a su alrededor. Están marcados como “fragmento D” y “fragmento F”.

En el aula 1255, había un cartel de “Zona de no acoso” en la pared. La profesora Stacey Lippel escribió “Cómo escribir la carta de amor perfecta” en la pizarra.

El entrenador de campo a través Scott Beigel murió frente al aula del tercer piso donde enseñaba geografía. Había tareas sobre los principios del islam y el cristianismo que nunca se calificaban.

Beigel escribió en la pizarra los nombres inconclusos de los ganadores de las medallas de los Juegos Olímpicos de Invierno.


About the Author:

Christina returned to Local 10 in 2019 as a reporter after covering Hurricane Dorian for the station. She is an Edward R. Murrow Award-winning journalist and previously earned an Emmy Award while at WPLG for her investigative consumer protection segment "Call Christina."