86ºF

Residentes de Isla de Pascua regresan tras meses varados

Una parte del grupo de las personas varadas en Tahit, de izquierda a derecha Benjamin Baude,  Kissy Ika Chavez Baude, Gaa Baude Ika y Thierry Gourtay en fareaitu en la isla Moorea, Tahit, en la polinesia francesa, el 19 de septiembre de 2020. Un grupo de 20 residentes de la remota Isla de Pascua estuvo varado fuera de casa por casi siete meses. Muchos llegaron en marzo planeando quedarse tan solo unas semanas. Pero quedaron varados cuando el coronavirus se expandi por todo el planeta y los vuelos de vuelta a casa fueron cancelados por la aerolnea LATAM, la nica que cubre esa ruta que an no cuenta con fecha de reapertura. (.(Teraihau Rio va AP)
Una parte del grupo de las personas varadas en Tahit, de izquierda a derecha Benjamin Baude, Kissy Ika Chavez Baude, Gaa Baude Ika y Thierry Gourtay en fareaitu en la isla Moorea, Tahit, en la polinesia francesa, el 19 de septiembre de 2020. Un grupo de 20 residentes de la remota Isla de Pascua estuvo varado fuera de casa por casi siete meses. Muchos llegaron en marzo planeando quedarse tan solo unas semanas. Pero quedaron varados cuando el coronavirus se expandi por todo el planeta y los vuelos de vuelta a casa fueron cancelados por la aerolnea LATAM, la nica que cubre esa ruta que an no cuenta con fecha de reapertura. (.(Teraihau Rio va AP)

SANTIAGO – Kissy Baude no lo puede creer. Finalmente llegó el momento de regresar a casa en Isla de Pascua después de permanecer varada casi siete meses junto a otros residentes en una isla de la Polinesia Francesa debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Kissy está ávida por abrazar a su mamá y al resto de sus seres queridos en Rapa Nui —nombre oficial de la isla— un territorio chileno en el Pacífico Sur. La mujer y algunos familiares forman parte de una veintena que retornarán el jueves a sus casas desde Tahití luego de haber suplicado por ayuda para el retorno en medio de la crisis que les hizo vivir momentos de desesperación y hasta de hambre.

“Son casi siete meses de espera desde el último vuelo operado por la compañía Latam el 17 de marzo pasado", dijo Kissy a la AP por WhatsApp desde Tahití poco antes de partir.

"Como el resto del grupo me siento más que feliz y aliviada... pasaron tantos meses en que mandamos tantas cartas, correos electrónicos, hicimos tantas llamadas... entrevistas y vivimos tantas desilusiones y decepciones que cuando recibimos la llamada oficial... no lo pudimos creer y hasta el último minuto personalmente (no soy consciente de) que es la realidad y no un sueño”, agregó.

Un avión militar de las Fuerzas Armadas en la Polinesia Francesa hará un doble vuelo de repatriación el jueves. Dejará a los habitantes de Isla de Pascua y llevará de vuelta a 15 habitantes de la Polinesia Francesa que quedaron varados en territorio chileno. El operativo fue coordinado con la embajada de Francia en Santiago tras una solicitud de las autoridades chilenas, informó el departamento de Estado francés el martes. El vuelo se encontraba en misión por parte del ejército francés en Tahití.

“El único momento de felicidad y que todavía dura... es cuando tuvimos la confirmación de nuestra repatriación con el avión militar A400M de la armada francesa”, reiteró Baude.

Muchos de ellos acudieron a Tahití a vacacionar, a realizarse operaciones o visitar a sus hijos durante unas semanas que se convirtieron en meses por la pandemia.

“La vida es cara en Tahití", aseguró. "Sobrevivimos con ayuda de los amigos, familias, asociaciones, servicios sociales... de ventas de comida, frutas, artesanías, lo que había y se podía. Cada uno buscó la manera de sobrevivir y la solidaridad polinésica es tan fuerte... aunque varias veces lo pasamos con hambre”.

Durante los casi siete meses, los pascuenses han estado separados de sus familias, esposos e hijos, aunque el drama más grande lo vivió Mihinoa, una mujer que estaba embarazada, recuerda Baude.

“Vivió todo su embarazo lejos de su marido, quien se quedó en Rapa Nui y hasta el sexto mes de embarazo no tenía seguro de salud y temía de no poder dar luz en el hospital, por el costo muy importante, casi 20.000 dólares", dijo. “Finalmente, todo se resolvió para (que) nazca la guagua (bebé)”.

Los pascuenses incluso escribieron una carta al presidente chileno Sebastián Piñera, luego de que la aerolínea LATAM, que normalmente cubría la ruta Isla de Pascua- Tahití, suspendiera sus vuelos en marzo por el coronavirus y no diese información sobre el reinicio de los viajes.

La Isla de Pascua —conocida por los gigantes Moais— se encuentra a mitad de camino de la Polinesia, en el Pacífico Sur, a cinco horas de vuelo de la capital chilena, Santiago.

————

Los periodistas de The Associated Press Eva Vergara, en Santiago de Chile, y Nick Perry, en Russell, Nueva Zelanda, colaboraron con este despacho.