SHOW MORE 

Venezuela: Condenan a ejecutivos petroleros estadounidenses

Jess Loreto, abogado de Tomeu Vadell, uno de los seis ejecutivos petroleros estadounidenses que han estado tras las rejas durante tres aos en Venezuela, muestra el mircoles 25 de noviembre una carta escrita por su cliente, en Caracas. (AP Foto/Ariana Cubillos)
Jess Loreto, abogado de Tomeu Vadell, uno de los seis ejecutivos petroleros estadounidenses que han estado tras las rejas durante tres aos en Venezuela, muestra el mircoles 25 de noviembre una carta escrita por su cliente, en Caracas. (AP Foto/Ariana Cubillos) (Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.)

CARACAS – Las esperanzas de las familias de seis ejecutivos petroleros estadounidenses presos desde hace tres años en Venezuela de que los dejarían en libertad se desmoronaron después de que una jueza los declarara a todos culpables y sentenciara a prisión en un caso en el que les habían fincado cargos de corrupción.

Los abogados y las familias de los llamados 6 de Citgo dijeron que los hombres fueron declarados culpables de manera equivocada y la defensa anunció que apelará los veredictos del jueves.

Algunos parientes de los procesados se habían preparado para el desalentador desenlace que llegó la noche del Día de Acción de Gracias.

Alirio Rafael Zambrano, hermano de dos de los acusados, dijo que eran “innegablemente inocentes” y víctimas de “terrorismo judicial”. No hay pruebas en el caso que respalden una declaración de culpabilidad, agregó.

“Nosotros, la familia, estamos destrozados por estar separados aún más de nuestros seres queridos”, dijo Zambrano en un mensaje telefónico desde Nueva Jersey. “Oramos para que los líderes de nuestra nación den un paso adelante y continúen luchando incesantamente por su libertad y derechos humanos”.

La abogada María Alejandra Poleo, que ayudó a representar a tres de los acusados, señaló que el caso tenía “totalmente ausencia de pruebas... por supuesto, la defensa iba a apelar de la decisión del tribunal”.

Los seis son empleados de la compañía refinadora Citgo, con sede en Houston, que es propiedad de la petrolera estatal venezolana PDVSA. Hace tres años fueron convocados a Venezuela para una reunión de negocios y los arrestaron por cargos de corrupción.

Tras su arresto, el gobierno del presidente Nicolás Maduro emprendió una depuración en PDVSA en un momento en que las relaciones entre Caracas y Washington se estaban derrumbando y Venezuela se sumía en una crisis económica y social.