Historiador y exalumno recuerda la marca de la escuela de Broward en la historia afroamericana

BROWARD COUNTY, Fla. – Una parte de la historia de los afroamericanos del sur de Broward sigue viva y coleando, pero algunos pueden estarla pasando de largo y siquiera saberlo.

Attucks Middle School era en realidad una high school que se adaptaba a todos los grados antes de la eliminación de la segregación.

Alexis Frazier, de Local 10, habló con uno de los últimos miembros graduados antes de que se eliminara la segregación sobre cómo está ayudando a mantener viva la rica historia de este sitio.

“Nunca olvidaré esos tiempos”, comentó Earl Garnet Beneby, quien todavía recuerda los años que pasó en Attucks como si fuera ayer.

Attucks High School. (WPLG)

“Me llamaron el más ingenioso”, comentó mientras señalaba una imagen en su anuario de 1965.

Antes de la desegregación, Attucks era una de las únicas tres escuelas secundarias a las que los estudiantes negros podían ir en el condado de Broward.

Los otros dos fueron Dillard High School en Fort Lauderdale y Blanche Ely en Pompano Beach. South Broward tenía Attucks.

“Este es el epicentro educativo y cultural de la historia de las personas negras en el sur de Broward”, dijo el historiador Emmanuel George.

“Estoy agradecido de ser un estudiante, de ser un producto de esta escuela”, dijo Garnet Beneby.

A pesar de que era una escuela secundaria, el campus ofrecía servicios desde el primero hasta el doceavo grado.

Former students of Attucks High School. (WPLG)

“Muy pocas personas pueden decir esto, pero todos los 12 años de mi educación formal fueron aquí en esta misma escuela”, dijo Garnet Beneby.

Esta escuela era más que las paredes que la cubrían y los viejos libros heredados: se trataba de un lugar donde los maestros eran más como una familia y esa familia era parte de la comunidad.

“Entonces tienes libros viejos, pero esos tangibles que tenía la facultad; ya sabes, te dicen cómo salir adelante, te enseñan a comportarte, con ese fuerte trasfondo religioso”, recordó. “Éramos muy importantes el uno para el otro”.

Garnet Beneby se graduó en 1965. Le gusta recordar sus días en Attucks y todavía tiene su anuario cerca. “Allí mismo, yo era el capitán del equipo de natación. ¡Mira eso!” le dijo a Frazier.

“¿Alguna vez tuvo problemas con el director?” Preguntó Frazier.

“No, el único tipo al que temía era el decano”, respondió Garnet Beneby, a quien hoy, algunos de esos recuerdos también le traen tristeza.

“Me entristece cuando miro este libro porque pienso en todos mis otros compañeros de clase que ya no están vivos”, lamentó. “Realmente me duele cuando pienso en ellos porque significamos mucho el uno para el otro. La forma en que desarrollamos nuestras relaciones fue fundamental para mí “.

El ex estudiante de Attucks trabaja con otros historiadores para mantener vivo el recuerdo de las personas negras que pasaron parte de su vida en este lugar.

“Mi objetivo es conseguir unas tarjetas de memoria con historia afroamericana local en todas las escuelas públicas del condado de Broward, en las bibliotecas públicas de Broward y en las instituciones culturales, como el antiguo Museo Dillard y Blanche Ely”, dijo el historiador Emmanuel George.

Garnet Beneby reconoce a su escuela por convertirlo en la persona que es hoy: “mi corazón está en la escuela. Significó mucho para mí”.

Esas tarjetas locales de historia negra ya están en la escuela secundaria Attucks y, además, George planea crear un museo de historia negra y un centro de investigación en el sur de Broward.


About the Author: