Bolivia: lento recuento de votos pone nerviosos a candidatos

Una mujer aymara con una mascarilla en medio de la pandemia de coronavirus vota durante las elecciones regionales en El Palomar, Bolivia, el domingo 7 de marzo de 2021. Tres das despus de los disputados comicios para gobernadores y alcaldes en Bolivia el recuento oficial marcha lentamente al punto que candidatos y militantes se declaran ganadores y presionan al Tribunal Supremo Electoral. (AP Foto/Juan Karita). (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved)

LA PAZ – Militantes de varios partidos se han volcado a las calles para protestar contra el Tribunal Electoral por el lento avance en el cómputo oficial de las elecciones de gobernadores y alcaldes celebradas en Bolivia.

La tensión se da en tres ciudades: Santa Cruz en el oriente y Sucre en el sur, donde la disputa por la alcaldía es voto a voto, mientras en La Paz dos candidatos se han declarado ganadores.

Hasta el miércoles el cómputo sólo ha concluido en dos de las 10 capitales más grandes -Potosí y Cobija- donde ha triunfado la oposición al gobernante Movimiento al Socialismo (MAS). Ninguna de las nueve provincias cerró el recuento de votos para gobernadores.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) denunció el martes en la noche que “fue víctima de un ciberataque desde el exterior” que no paralizó el cómputo, según un comunicado de ese organismo.

En Santa Cruz, la ciudad más poblada, la diferencia de pocos votos entre el primero y el segundo, ambos de la oposición, ha movilizado a los candidatos y sus partidarios. Gary Añez y Johnny Fernández se han declarado vencedores y las últimas actas electorales, que dirimirían la disputa, han sido observadas.

El recuento podría demorar si el Tribunal Electoral decide repetir la votación en un barrio donde se quemaron más de 3.000 votos el domingo por un presunto “acarreo de votantes”. La policía detuvo a varios sospechosos y la Fiscalía los acusó de “delitos electorales”.

En Sucre, la capital histórica del país, el oficialista Enrique Leaño se declaró ganador con una diferencia de 303 votos sobre el opositor Horacio Poppe al contabilizarse 99,63% de los votos. Poppe denunció un supuesto fraude y los partidarios de ambos han instalado vigilias frente al Tribunal Electoral.

En La Paz partidarios de los candidatos favoritos que pelean la gobernación también realizan una vigilia para presionar por la conclusión del cómputo.

Salvador Romero, presidente del TSE, dijo que los resultados se conocerán el fin de semana como señala la norma, pero anticipó que si hay segunda vuelta en algunas gobernaciones -como vaticinan los resultados parciales- el cómputo se demorará hasta abril.

De acuerdo con encuestas en boca de urna y conteos rápidos de dos encuestadoras, la oposición recuperó terreno frente al gobernante MAS del presidente Luis Arce y del exmandatario Evo Morales, que no han podido replicar en los comicios regionales la victoria del partido oficialista en la elección presidencial de octubre cuando Arce ganó en primera vuelta con 55% de los votos.