SHOW MORE 

Miles de venezolanos se desplazan a Colombia por violencia

PARAGUACHON, COLOMBIA - JUNE 09: Vehicles loaded with goods and people cross on illegal roads the border between Colombia and Venezuela on June 09, 2019 in Paraguachon, Colombia. The border crossing of Paraguachon, closed for the passage of vehicles, is only open for pedestrian traffic and people have to pay between 3,000 and 10,000 Colombian pesos (1 to 3.3 dollars) for the pushcart carriers to help them cross their belongings. UN and International Organization for Migration (IOM) announced that 4 million of Venezuelans have left their country since 2015 due to the social, political and economic crisis, which means they are the single largest population groups displaced from their country globally. Colombia is the top host of Venezuelan migrants and refugees, accounting 1.3 million. (Photo by Guillermo Legaria/Getty Images)
PARAGUACHON, COLOMBIA - JUNE 09: Vehicles loaded with goods and people cross on illegal roads the border between Colombia and Venezuela on June 09, 2019 in Paraguachon, Colombia. The border crossing of Paraguachon, closed for the passage of vehicles, is only open for pedestrian traffic and people have to pay between 3,000 and 10,000 Colombian pesos (1 to 3.3 dollars) for the pushcart carriers to help them cross their belongings. UN and International Organization for Migration (IOM) announced that 4 million of Venezuelans have left their country since 2015 due to the social, political and economic crisis, which means they are the single largest population groups displaced from their country globally. Colombia is the top host of Venezuelan migrants and refugees, accounting 1.3 million. (Photo by Guillermo Legaria/Getty Images)

BUCARAMANGA – El gobierno colombiano informó el miércoles que 3.100 personas se han desplazado de Venezuela hacia Colombia en busca de protección por los recientes enfrentamientos entre la Guardia Nacional Bolivariana y un grupo armado colombiano en el fronterizo estado de Apure, Venezuela.

El domingo iniciaron los desplazamientos masivos cuando decenas de personas atravesaron el río Arauca -que separa a los dos países- para asentarse en el municipio de Arauquita, al noreste de Colombia. Las autoridades colombianas han dispuesto ocho albergues transitorios ubicados en la zona rural y el casco urbano.

“El domingo los habitantes del municipio de Arauquita nos despertamos con explosiones, ametralladoras, disparos, con una situación complejísima… El pronóstico es que van a seguir llegando más ciudadanos venezolanos, ancianos, niños, mujeres embarazadas, hay una crisis humanitaria”, aseguró el miércoles el alcalde de Arauquita, Etelivar Torres Vargas, en un comunicado.

De acuerdo con el mandatario local, el número de desplazados ha aumentado sustancialmente en las últimas 72 horas pasando de 168 personas a más de 3.000, lo cual ha desbordado la capacidad instalada del municipio.

“Tenemos muchas personas adultas mayores con diferentes enfermedades que han demandado la atención médica y han colapsado nuestro sistema de salud. Hay necesidad de alimentos, no tenemos cómo suministrarles las calorías mínimas que requieren estas personas”, agregó.

La Defensoría del Pueblo colombiana realizó un censo en el lugar e identificó la presencia de 858 menores de edad, 134 adultos mayores y 52 mujeres gestantes. Entre los desplazados hay 223 personas de la comunidad indígena binacional Sikuani, dijo el miércoles Robinson Chaverra, delegado de Movilidad Humana de la Defensoría, mediante un reporte.

Los combates iniciaron el domingo en la parroquia Rafael Urdaneta del municipio José Antonio Páez, según informó el lunes en un comunicado el ministro de Defensa venezolano, general Vladimir Padrino López. No aclaró el nombre del grupo armado irregular contra el cual se llevó a cabo una operación en la que, dijo, fue neutralizado uno de los cabecillas conocido como alias “El Nando”, capturados 32 sujetos, destruidos seis campamentos y decomisado armamento.

El gobierno venezolano no ha informado si los enfrentamientos continúan. Sin embargo, Javier Tarazona, director de la ONG Fundaredes, aseguró que se dio un nuevo ataque armado por parte de “las FARC-EP”, aunque no especificó de cuál grupo de disidentes de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se trata.

“Repudiamos las acciones terroristas de las FARC-EP en La Victoria Apure contra un punto de control militar venezolano, este grupo criminal pretende usar a la población para su custodia y permanecía en nuestro territorio en el afán de sus operaciones de narcotráfico”, escribió Tarazona en su cuenta de Twitter el miércoles.

El gobierno colombiano ha señalado en repetidas oportunidades a Venezuela de albergar en su territorio a guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y disidentes de las FARC comandados por Luciano Marín, alias “Iván Márquez” y Seuxis Pausias Hernández, alias “Jesús Santrich”. En febrero de 2021, el presidente Iván Duque anunció la creación de un grupo élite para dar con el paradero de los rebeldes.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia manifestó su preocupación por la población civil e hizo un llamado a la comunidad internacional “para unirse en la asistencia ante esta crisis humanitaria”.

Colombia y Venezuela comparten 2.200 kilómetros de frontera pero no tienen relaciones diplomáticas desde febrero de 2019 por decisión del presidente Nicolás Maduro, quien ordenó la expulsión de los diplomáticos. El gobierno de Duque no reconoce la legitimidad de Maduro en el poder, en vez de eso ratificó su apoyo al líder opositor Juan Guaidó.