Un ciclón deja a 31.500 personas sin luz en Australia

Una imagen de satlite del domingo 11 de abril de 2021 publicada por la NASA muestra el cicln tropical Seroja sobre la costa de Australia Occidental. (NASA Worldview, Sistemas de Datos e Informacin de Observacin Terrestre (EOSDIS) via AP)
Una imagen de satlite del domingo 11 de abril de 2021 publicada por la NASA muestra el cicln tropical Seroja sobre la costa de Australia Occidental. (NASA Worldview, Sistemas de Datos e Informacin de Observacin Terrestre (EOSDIS) via AP) (NASA)

PERTH – Un destructivo ciclón causó daños en varias poblaciones de la costa occidental de Australia, donde reventó ventanas, arrancó árboles y provocó apagones. No se reportaron heridos graves.

El ciclón tropical Seroja cruzó la costa del estado de Australia Occidental, al sur de la localidad turística de Kalbarri, con ráfagas de hasta 170 kilómetros por hora (106 millas por hora) poco después del anochecer del domingo, según dijeron las autoridades el lunes.

En torno al 70% de los edificios en Kalbarri, una localidad de 1.400 personas situada 580 kilómetros (360 millas) al norte de la capital del estado, Perth, sufrieron daños, según Darren Klemm, comisario del Departamento de Bomberos y Servicios de Emergencias.

Alrededor del 30% de esos daños eran “significativos”, señaló.

Otas poblaciones costeras sufrieron menos daños. La compañía eléctrica estatal Western Power reportó que 31.500 clientes se habían quedado sin electricidad.

La zona subtropical de Australia no suele tener ciclones tan fuertes.

Es probable las ráfagas registradas en Kalbarri y las zonas cercanas fueran las “más fuertes en más de 50 años”, indicó en un comunicado la Oficina Australiana de Meteorología.

El último ciclón comparable en la región se produjo en 1956. Registró ráfagas de 140 kilómetros (87 millas) por hora en la localidad portuaria de Geraldton, situada 160 kilómetros (100 millas) al sur de Kalbarri, donde no había estación meteorológica en ese momento.

El ciclón Seroja provocó la semana pasada inundaciones y aludes de tierra que mataron al menos a 174 personas y dejaron 48 desaparecidos en Indonesia y Timor Oriental.

La tormenta perdió fuerza el lunes antes de dirigirse al mar cerca de Esperance.