Padre de Coral Springs intenta estrangular a su hijo porque clase por Zoom era demasiado ruidosa

Richard Cunningham, 53, of Coral Springs, was arrested and ordered to undergo a psychiatric evaluation after police say he tried to strangle his son over noise from a Zoom class.
Richard Cunningham, 53, of Coral Springs, was arrested and ordered to undergo a psychiatric evaluation after police say he tried to strangle his son over noise from a Zoom class. (WPLG)

CORAL SPRINGS, Fla. – Un hombre de Coral Springs, quien según la policía intentó estrangular a su hijo, enfrenta cargos por agresión doméstica. Richard Steven Cunningham de 53 años, supuestamente se puso violento después de pedir a su hijo de 21 años que bajara el volumen de la clase de su escuela por Zoom porque estaba demasiado alto.

La policía fue llamada a una casa en la cuadra 10600 de Northwest 16th Court, el pasado martes 13 de abril a la 1:15 pm, donde la víctima dijo que cuando no obedeció Cunningham tomó una silla y rompió la mesa de cristal donde estaba sentado.

Según el informe del arresto Cunningham agarró a su hijo por la cara, lo tiró al suelo y trató de ponerle los pulgares en los ojos. La policía dijo que luego procedió a tratar de estrangularlo.

La víctima señaló a la policía que estaba luchando por respirar y que su padre solo lo soltó cuando dijo: “Pero, soy tu hijo”.

La policía de Coral Springs rodeó la casa y exigió que Cunningham saliera. Luego de múltiples llamados, se rindió y fue puesto bajo custodia.

Los investigadores dijeron que Cunningham no daría declaraciones sobre el incidente, pero la víctima proporcionó fotografías y una grabación que corroboró los hechos. Además, la escena dentro de la casa era consistente con lo que la víctima había descrito, afirmaron los investigadores.

El miércoles un juez ordenó una evaluación psiquiátrica para Cunningham, quien enfrenta un cargo de agresión doméstica por estrangulamiento, su fianza se fijó en $10,000.

La víctima fue llevada a Broward Health-Coral Springs donde fue tratado por heridas de vidrio en su cuerpo.

La policía también descubrió que Cunningham tenía una orden activa y sin fianza por allanamiento.


About the Author: