SHOW MORE 

Vagones del Metro de la Ciudad de México caen desde 65 pies de altura, hay al menos 23 muertos y 70 heridos

CIUDAD DE MÉXICO – Dos vagones del Metro de la Ciudad de México cayeron al vacío luego de que colapsara la estructura sobre la que circulaban, a 65 pies de altura, lo cual dejó un saldo de por lo menos 23 personas muertas y al menos 70 heridas, varias de ellas muy graves.

Los hechos ocurrieron la noche del lunes, cerca de las 22:23 p.m., cuando la estructura que soportaba uno de los tramos exteriores de la Línea 12, la más reciente, inaugurada hace apenas 9 años, la cual por sí misma ofrece servicio a casi medio millón de personas del sureste de la poblada capital de México.

Los dos vagones cayeron sobre los automóviles que circulaban debajo, matando a algunos de sus ocupantes. La jefa de gobierno de la ciudad, Claudia Sheimbaum, confirmó que entre las víctimas hay niños, y destacó que actualmente se trabaja en atender a los heridos e identificar a los fallecidos.

Varios hospitales se llenaron de personas buscando a sus familiares, luego de que no llegaran a casa. En las puertas hay algunas listas con nombres, pero aún falta información. La jefa de gobierno también anunció que: “la Fiscalía ha iniciado todas las investigaciones para poder conocer qué fue lo que ocurrió en este incidente”.

El metro de la Ciudad de México es uno de los más grandes del mundo. Transporta a diario a cerca de 4.6 millones de personas, por lo que es el principal medio de transporte de la capital mexicana, principalmente de la clase trabajadora, debido a su rapidez y costo de 5 pesos, equivalentes a 2.5 centavos de dólar.

Rastros de corrupción

Desde su inauguración en octubre del 2012, esta línea del metro fue una obra insignia del gobierno de Marcelo Ebrard, quien fue jefe de gobierno de la Ciudad de México entre 2006 y 2012, y se invirtieron cerca de 1,800 millones de dólares en su construcción.

En 2014 iniciaron los problemas, cuando el servicio tuvo que ser suspendido, debido a fallas en los rieles que podían hacer que algunos vagones se descarrilaran. Desde entonces varias investigaciones han apuntado a actos de corrupción de las autoridades y constructoras involucradas, así como continuos defectos en la construcción que ha generado riesgos y suspensiones del servicio para los pasajeros desde entonces.

Después del fuerte terremoto de 2017, vecinos de Tláhuac, la zona por donde corre la Línea 12 del Metro, denunciaron que la estructura había resultado dañada en su base y por ello fue reparada. No obstante, fue precisamente ahí donde el Metro colapsó.

Más imágenes del accidente: