wplg logo

Cierto nerviosismo en EEUU por relajamiento de restricciones

En esta foto del 19 de mayo del 2021, un hombre con el rostro cubierto con una mascarilla usa un carrito para llevar abastos a su vehculo en un supermercado de Safeway en Aurora, Colorado. Un relajamiento abrupto de los requerimientos de mscaras en Estados Unidos ha dejado a los trabajadores en supermercados y otras tiendas sorprendidos mientras tratan de determinar lo que las nuevas normas significan para su propia seguridad y relaciones con los clientes. (AP Foto/David Zalubowski) (David Zalubowski, Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.)

Un relajamiento abrupto de los requerimientos para el uso de mascarillas en lugares públicos en Estados Unidos está poniendo nerviosos a los trabajadores de supermercados y otras tiendas, mientras tratan de determinar lo que las nuevas normas significan para su propia seguridad y para las relaciones con los clientes.

Kroger, la mayor cadena de supermercados del país, se convirtió en una de las más recientes en anunciar que, a partir del jueves, empleados y clientes pueden dejar de usar mascarillas en aquellos estados donde la recomendación ya no es obligatoria.

Otras compañías que han adoptado cambios similares son Amazon, Walmart, Best Buy, Macy’s, Costco, Home Depot, Trader Joe’s y Target, siguiendo las nuevas directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Algunos empleados han acudido a las redes sociales para celebrar el cambio, pero muchos otros han protestado. Algunos no confían en que los clientes —o sus compañeros de trabajo— serán honestos sobre si ya fueron vacunados o no, pues la mayoría de las compañías no requieren pruebas. Otros temen que serán criticados si siguen usando mascarillas, aunque sus razones varían.

William Stratford, de 29 años, no estará completamente vacunado hasta el próximo mes, pero clientes y empleados en la tienda de reparaciones del hogar en la que trabaja han estado acudiendo sin mascarillas incluso antes de las nuevas directrices federales.

Él se quejó ante la gerencia y por el momento prefiere almorzar en su coche para evitar a las personas sin mascarillas en la sala de descanso. Dice que tanto clientes como empleados le clavan la mirada.

“Sé con certeza que la gente tiene una opinión negativa de mí”, dijo Stratford, de Valley Center, California, quien pidió que la tienda en la que trabaja no sea mencionada por su nombre, por temor a represalias.

La semana pasada, los CDC dijeron que las personas completamente vacunadas contra el COVID-19 pueden dejar de usar mascarillas en exteriores y en la mayoría de las situaciones en interiores. La directriz reitera que las personas que no lo están deben continuar usando mascarillas bajo techo y que todo el mundo debe seguir usándolas en lugares concurridos como autobuses, aviones, hospitales, prisiones y albergues de desamparados.