wplg logo

Iowa: Inmigrante declarado culpable de asesinar a estudiante

Full Screen
1 / 2

Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

Fotografa de archivo del 27 de mayo de 2021 de Cristhian Bahena Rivera escuchando los alegatos finales de su abogado Chad Frese durante su juicio en el tribunal del condado Scott en Davenport, Iowa. (AP Foto/Charlie Neibergall, Pool, Archivo)

Un trabajador agrícola fue declarado culpable el viernes por el secuestro y asesinato de una estudiante universitaria de Iowa que desapareció cuando había salido a correr en 2018, y enfrenta una condena de prisión perpetua por un crimen que conmocionó a la nación.

De manera unánime, los 12 jurados declararon culpable de homicidio en primer grado a Cristhian Bahena Rivera por la muerte de la estudiante de la Universidad de Iowa Mollie Tibbetts, quien era descrita como tan amable y amistosa que los investigadores no encontraron a nadie que expresara algo negativo de ella.

Bahena Rivera, quien llegó a Estados Unidos procedente de México de manera ilegal cuando era adolescente, será sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. El juez Joel Yates ordenó que Bahena Rivera, quien está detenido desde su arresto en agosto de 2018, permanezca preso sin posibilidad de fianza hasta la audiencia de sentencia programada para el 15 de julio.

El veredicto se dio al cabo de un juicio de dos semanas en la corte del condado Scott en Davenport, en un caso que generó indignación pública contra la inmigración ilegal y preocupación por la violencia contra las mujeres. El jurado, compuesto de nueve miembros blancos y tres de ascendencia hispana o latina, deliberó durante siete horas repartidas entre jueves y viernes.

“Este era el veredicto pertinente ante las pruebas”, dijo uno de los fiscales, Bart Klaver, quien señaló que este tipo de crímenes violentos casi nunca suceden en su condado Poweshiek, de 18.000 habitantes.

Klaver afirmó que el veredicto fue un momento emotivo para la familia de Tibbetts y describió este desenlace como “un peso quitado de los hombros de todos”. Varios parientes de la víctima, incluida la madre, habían presenciado a diario las audiencias desde una sala de conferencias cercana, ya que no se permitió la entrada de público a la sala del tribunal debido a los protocolos por el COVID-19.

Los abogados defensores de Bahena Rivera, Chad y Jennifer Frese, se dijeron decepcionados del veredicto y anunciaron que lo apelarían. Afirmaron que su cliente les había contado varias veces el relato que compartió en el estrado de que dos sujetos enmascarados fueron los responsables, aun cuando los fiscales jamás habían escuchado esa versión.

Jennifer Frese señaló que si el testimonio hubiera sido redactado por la defensa “habríamos presentado algo mejor que eso”.

“Podemos decirles que habiendo conocido a Cristhian Bahena estamos muy sorprendidos de que él sea el tipo de persona que pudiera cometer un crimen como este”, señaló Chad Frese. “Él es una persona amable, respetuosa y de voz suave”.

Dijeron que volverán a argumentar que las declaraciones de Bahena Rivera a la policía fueron coaccionadas y deberían ser suprimidas, junto con el posterior descubrimiento del cadáver de la estudiante.

Tibbetts, quien corría en pista de atletismo y en campo traviesa en la secundaria, nunca regresó de su entrenamiento rutinario en su ciudad natal de Brooklyn, Iowa, la tarde del 18 de julio de 2018. La reportaron desaparecida al día siguiente cuando no se presentó en la guardería en la que trabajaba durante el verano después de concluir su primer año en la universidad. Tibbetts quería ser psicóloga infantil.

Su desaparición en el pueblo de 1.700 habitantes de inmediato fue considerada sospechosa, y agencias locales, estatales y federales se unieron a cientos de voluntarios en una búsqueda muy publicitada.

Los investigadores afirman que resolvieron el caso casi un mes después, cuando obtuvieron un video de seguridad de una vivienda local en el que se ve, durante una fracción de segundo, una figura que parece ser Tibbetts corriendo a la distancia. En el video se ve un Chevrolet Malibu negro con espejos y manijas cromados pasando 20 segundos después, y de ida y vuelta varias veces en los siguientes 20 minutos.

Un policía vio a Bahena Rivera, quien trabajaba en una granja lechera local, conduciendo el vehículo al día siguiente. Durante un extenso interrogatorio que comenzó el 20 de agosto de 2018, Bahena Rivera dijo que condujo junto a Tibbetts mientras ella corría y dio vuelta para volverla a ver porque le pareció atractiva.

Eventualmente dijo que se acercó a Tibbetts y que forcejearon cuando ella intentó escapar y amenazó con llamar a la policía. Afirmó que después “perdió la memoria”, pero recuerda que trasladó su cuerpo en el maletero de su auto. Llevó a los investigadores la mañana del 21 de agosto a un maizal remoto en donde encontraron su cuerpo en estado avanzado de descomposición oculto bajo tallos de maíz.

Una autopsia determinó que Tibbetts murió de lesiones penetrantes ocasionadas por varias puñaladas en la cabeza, cuello y pecho. Pruebas de ADN muestran que su sangre fue hallada en el maletero del Malibu, pero los investigadores nunca encontraron el arma homicida.

El fiscal Scott Brown elogió a los investigadores cuya persistencia ayudó a resolver el caso, y subrayó que enfrentaron las críticas de la defensa durante el juicio.

Brown señaló el jueves en su alegato final que Bahena Rivera mató a Tibbetts por coraje después de que lo rechazara. Afirmó que Bahena Rivera también tenía motivos sexuales y subrayó que Tibbetts estaba parcialmente desnuda con las piernas abiertas cuando encontraron su cadáver.

Durante un testimonio el miércoles que sorprendió a los fiscales, Bahena Rivera, de 26 años, negó que hubiera matado a Tibbetts. Afirmó públicamente por primera vez que dos hombres enmascarados lo sacaron a punta de pistola de su vivienda, lo obligaron a que condujera mientras uno de ellos asesinaba a Tibbetts en un camino rural y le ordenaron que se dirigiera hasta una zona rural donde él abandonó el cadáver. Bahena Rivera señaló que los sujetos amenazaron con asesinar a su exnovia e hija pequeña si hablaba.

La defensa de Bahena Rivera insinuó que uno de los hombres pudo haber sido el novio de Tibbetts, Dalton Jack, quien admitió en su testimonio que había tenido una aventura con otra mujer y problemas de ira en el pasado. Sin embargo, la policía descartó a Jack, quien había comprado un anillo de compromiso y planeaba proponerle matrimonio a Tibbetts pronto, después de que confirmara que estuvo fuera de la ciudad por asuntos de trabajo cuando Tibbetts desapareció.

El entonces presidente Donald Trump, la gobernadora de Iowa, Kim Reynolds, y otros republicanos mencionaron este violento crimen antes de las elecciones de 2018 para exigir políticas más severas a fin de disuadir la inmigración ilegal. Pero estos intentos fueron suspendidos cuando los padres de Tibbetts dijeron que el homicidio no debería ser aprovechado para impulsar una agenda política a la que su hija se habría opuesto.

En un indicio de la persistente politización del caso, la representante republicana federal Ashley Hinson, de Iowa, elogió el veredicto de culpabilidad en un comunicado emitido el viernes por la mañana, aun cuando los jurados se encontraban deliberando en ese momento. Los colaboradores de Hinson se disculparon rápidamente por el error, pero la declaración fue emitida nuevamente después de que se anunciara el veredicto.