wplg logo
SHOW MORE 

Nicaragua protesta ante México por publicación de embajador

FILE - In this June 17, 2021 file photo, a billboard promoting President Daniel Ortega and his wife and Vice President Rosario Murillo covers a truck driving through Managua, Nicaragua. The U.S. State Department announced Monday, July 12, 2021 it is revoking the travel visas of 100 legislators, judges and prosecutors who aided the regime of President Daniel Ortega. (AP Photo/Miguel Andres, File)
FILE - In this June 17, 2021 file photo, a billboard promoting President Daniel Ortega and his wife and Vice President Rosario Murillo covers a truck driving through Managua, Nicaragua. The U.S. State Department announced Monday, July 12, 2021 it is revoking the travel visas of 100 legislators, judges and prosecutors who aided the regime of President Daniel Ortega. (AP Photo/Miguel Andres, File) (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved)

MANAGUA – El gobierno de Nicaragua protestó en duros términos el jueves contra el embajador de México en Managua, Gustavo Cabrera, luego de que el diplomático retuiteara declaraciones del escritor Sergio Ramírez en las que rechazaba una orden de captura dictada por la Fiscalía en su contra.

En una carta dirigida a Cabrera, la funcionaria de la Cancillería nicaragüense, Arlette Marenco, consideró que la publicación es “abusiva" y denunció la posición de México de “injerencista y entrometida”.

“Con el mensaje que usted ha difundido hoy en Nicaragua, usted y el gobierno de México se colocan en una posición injerencista y entrometida, cumpliéndoles sumisa y fielmente a los yanquis, sirviéndoles en el rol que tristemente han venido ustedes asumiendo, de interventores permanentes en nuestros asuntos propios, por encargo del Imperio”, señaló la carta publicada en el portal oficial El 19 Digital.

El texto de la protesta no especifica qué publicación hizo Cabrera ni si el malestar del gobierno de Managua lo provocó un retuit del diplomático a una carta de Ramírez, a quien la Fiscalía acusa de “incitar al odio” y de recibir dinero de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, una organización no gubernamental investigada por supuesto lavado de dinero.

En su video, que ha circulado profusamente también como declaración escrita, el novelista, Premio Cervantes de Literatura, dijo que “la dictadura de la familia Ortega” lo está acusando por los mismos delitos de los que lo acusó en 1977 el dictador Anastasio Somoza, derrocado por los sandinistas en 1979.

La Cancillería señala en su misiva que el gobierno nicaragüense nunca ha ignorado el principio de no injerencia o de no intervención, ni ha denunciado o comentado la violencia, crímenes y violaciones a los derechos humanos, “que según organismos y personajes mediáticos”, ocurren en México todos los días.

“Respondemos a su abusiva publicación de hoy reiterando a usted formalmente que, como usted bien sabe, nuestro gobierno nunca se ha entrometido en los asuntos internos de México”, se afirma en la carta.

Asimismo, fustiga el “lamentable papel de miseria cultural, histórica y política que hoy juega México, cuando creíamos que esa miseria y mezquindad humanas, esa desgracia, se acababa con el neoliberalismo, e iniciaba un ciclo de entendimiento y respeto, con el nuevo gobierno del que usted forma parte”.

El texto exhortó a México a cumplir con su doctrina Estrada de no intervención y descontinuar "ese lamentable, desdichado e infeliz camino de ocurrencias y vanidades, de servilismos y lacayismos, de pelelismos que niegan su propia historia”, agregó, para concluir con el lema: “Nicaragua ni se vende ni se rinde jamás”.

En una entrevista la noche del jueves con la cadena CNN en español, Ramírez dijo que el texto de la Cancillería nicaragüense es “una carta violentísima”.

“El embajador Cabrera retuiteó mi mensaje sobre la persecución de que estoy siendo víctima y eso causó este virulento ataque, desconsiderado y soez en el lenguaje, de la dictadura de Ortega contra el gobierno de México”, comentó.

Ramírez, quien salió de Nicaragua en junio por motivos de salud y ahora teme regresar, dijo que a pesar de no ser candidato ni dirigente político, está amenazado con la cárcel y reprimido como escritor.

Al respecto denunció que su más reciente libro, la novela “Tongolele no sabía bailar”, está retenido en la Aduana nicaragüense. “No lo dejan entrar a Nicaragua y quedará prohibido en Nicaragua”, protestó.