wplg logo

Deslaves en Columbia Británica dejan al menos cuatro muertos

Full Screen
1 / 2

THE CANADIAN PRESS

Dos vehculos entre los escombros de una zona inundada de la autopista 7 al oeste de Agassiz, Columbia Britnica, Canad, el sbado 20 de noviembre de 2021. (Jonathan Hayward/The Canadian Press va AP)

VANCOUVER – VANCOUVER, CanadáEl Servicio Forense de la provincia canadiense de Columbia Británica confirmó el sábado el descubrimiento de tres cadáveres más cerca de la aldea de Pemberton, elevando a cuatro el número de personas que murieron por deslaves de tierra causados por lluvias fuertes. Los ríos arrastraron varios vehículos de las carreteras.

Continúa la búsqueda de un quinto cuerpo, dijo la forense en jefe Lisa Lapointe en un comunicado el sábado.

El deslizamiento de tierra ocurrió el lunes cuando una ola de rocas y escombros cubrió una sección de la carretera entre Lillooet y Pemberton.

El cuerpo de una mujer fue recuperado el lunes.

Lapointe dijo que se recuperó otro cadáver el miércoles y que se encontraron dos cuerpos más el jueves.

“Los esfuerzos continuaron el viernes para localizar a una quinta persona reportada como desaparecida, pero desafortunadamente esos intentos no tuvieron éxito”, afirmó.

El gobierno de la Columbia Británica anunció el viernes que limitaba la cantidad de combustible que la gente puede comprar en gasolineras de algunas partes de la provincia, así como los viajes no esenciales, en momentos en que las carreteras son reabiertas gradualmente tras las lluvias torrenciales.

El ministro de Seguridad Pública de la provincia, Mike Farnworth, dijo que la venta de combustible se limitará a unos 30 litros (8 galones) para los vehículos no esenciales por visita a la gasolinera. Se prevé que la medida estará en vigor hasta el 1 de diciembre.

El ministerio de ambiente, Environment Canada, informó que 24 comunidades de Columbia Británica acumularon cerca de 10 centímetros (4 pulgadas) de lluvia del sábado al lunes.

Como medida de precaución fue cerrado el oleoducto Trans Mountain durante las inundaciones, lo que aumentó las preocupaciones de que haya una escasez de combustible en la región conurbada del suroeste de la provincia y la isla de Vancouver.