Cuatro hospitales atienden a víctimas de tiroteo en masa ocurrido afuera de fiesta de rapero

Ofrecen recompensa de 130.000 dólares por información que conduzca al arresto y al enjuiciamiento de los asesinos

Families continue to wait for updates on mass shooting victims
Families continue to wait for updates on mass shooting victims

MIAMI-DADE, Fla. – Dos días después de un ataque a balazos contra una multitud en el condado de Miami-Dade, aún queda más de una docena de personas hospitalizadas en el Jackson Memorial Hospital, Aventura, Kendall Regional y Memorial Regional. Sus familias esperan actualizaciones.

Los detectives están buscando a los tres hombres armados que dispararon a 23 personas en 10 segundos la madrugada del domingo durante una fiesta de raperos en el condado de Miami-Dade. Dos hombres de 26 años murieron y 21 víctimas, de entre 17 y 32 años, resultaron heridas.

El video de vigilancia muestra a una multitud parada afuera del Salón El Mula, en 7630 NW 186 St. Estaban esperando entrar para celebrar con Courtney Paul Wilson, de 24 años, mejor conocido como Alley Boy Music Group’s Spitta. Ahí fue el lanzamiento de su nuevo álbum “Round of Applause: Book of Spitta, Vol. 1.”

El director del MDPD, Alfredo “Freddy” Ramírez III, dijo el lunes que el tiroteo se debió a la letra de una canción de rap. Dijo que los videos musicales con “palabras provocadoras” causaron “una represalia”. El martes volvió a hablar con los periodistas.

“Estamos en una postura de tolerancia cero en este momento ... aquellos que están cometiendo violencia con armas de fuego, violando la ley, van a ir a la cárcel”, aseguró Ramírez. “Mis oficiales están movilizados. Todos los recursos del Departamento de Policía de Miami-Dade estarán en las calles para mantener segura a esta comunidad”.

El video de vigilancia muestra un Nissan Pathfinder blanco estacionado en una calle lateral. Tres hombres armados con rifles saltaron de ella. Los testigos contaron que dispararon sus armas. El video muestra que la multitud corrió a cubrirse. Un hombre que había estado parado a un pie de distancia de la puerta no llegó muy lejos.

Había un par. El hombre corrió. La mujer se cayó entre dos coches. Otro hombre se arrastró hacia la mujer, la protegió con su cuerpo y se escondió detrás de ella y de un automóvil. La pareja se reunió después de que cesó el tiroteo.

Una vez que los tiradores se fueron. El hombre que protegió a la mujer se sentó derecho y vio a un hombre moribundo en el suelo. El personal de bomberos encontró dos muertos. Un padre afligido identificó a uno de ellos como Clayton Dillard y los familiares identificaron al otro como Desmond “Des” Owens.

El lunes, los buzos encontraron el Nissan Pathfinder que los tiradores usaron para escapar. Estaba sumergido en un canal. Los buzos engancharon el automóvil para que una grúa pudiera sacarlo del agua. Los detectives dijeron que el vehículo había sido reportado como robado el 15 de mayo.

“Todas nuestras familias merecen vivir en vecindarios libres de delitos”, señaló la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava. “No debe estar dictado por su código postal”.

Los detectives de Miami-Dade están pidiendo a cualquier persona que tenga información sobre el tiroteo que llame a Miami-Dade Crime Stoppers al 305-471-8477.

Hay una recompensa de $ 130,000 por información que conduzca a un arresto y condena en el caso. Marcus Lemonis contribuyó con $ 100,000; la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos contribuyó con $ 25,000; y Crime Stoppers de Miami-Dade contribuyeron con $ 5,000.


About the Authors: