Madre de niño de 12 años muere por las heridas sufridas durante tiroteo masivo en Miami-Dade

Boy’s mother dies from injuries suffered during mass shooting in Miami-Dade
Boy’s mother dies from injuries suffered during mass shooting in Miami-Dade

MIAMI-DADE, Fla. – Shankquia Peterson murió este jueves. Ella estaba entre las 23 personas baleadas el domingo por la mañana durante la fiesta de lanzamiento del álbum de un rapero en el condado no incorporado de Miami-Dade.

Tenía 32 años. Los familiares contaron que Peterson, madre de un niño de 12 años, tenía una bala alojada en la cabeza, por lo que los médicos la mantuvieron en un coma inducido médicamente.

Dos hombres murieron durante el tiroteo: Desmond Owens y Clayton Dillard III. Ambos tenían 26 años.

El video de vigilancia muestra que los atacantes llegaron en un Nissan Pathfinder el sábado por la noche al Country Club Shopping Center en el vecindario de Palm Springs North, dijo la policía.

El vehículo blanco robado estaba estacionado lo suficientemente cerca para ver la entrada de El Mula Banquet Hall, en 7630 NW 186 St., justo al norte de Hialeah y al oeste de Carol City.

El video de vigilancia muestra que los atacantes llegaron en un Nissan Pathfinder el sábado por la noche al Country Club Shopping Center, al norte de Hialeah y al oeste de Carol City. El vehículo blanco robado estaba estacionado lo suficientemente cerca para ver la entrada del Salón de Banquetes El Mula.

El video de vigilancia muestra que esperaron pacientemente durante aproximadamente una hora para salir del estacionamiento. Otra cámara de vigilancia grabó al conductor estacionado en una calle lateral el domingo por la mañana temprano al lado del salón de banquetes en 7630 NW 186 St.

“Los tres hombres armados con rifles y pistolas salieron del vehículo”, contó la detective Alexandra Turnes.

Había una multitud fuera del salón de banquetes. Estaban esperando entrar para asistir a la fiesta de lanzamiento del álbum de Courtney Paul Wilson, de 24 años, mejor conocido como el rapero ABMG Spitta de Carol City. El trío armado rápidamente convirtió en terror esa madrugada del domingo.

Todos corrieron a cubrirse excepto un hombre que vestía zapatillas rojas y cayó al suelo de dolor. Otro hombre que vestía una gorra de béisbol roja se arrastró por el piso y usó su cuerpo para cubrir a una mujer que cayó entre dos autos. La puerta principal fue acribillada con 26 balas.

“Este fue un evento aterrador”, señaló Turnes. “Recolectamos más de 100 casquillos. Se puede ver visiblemente lo asustados que estaban los individuos mientras corrían por sus vidas”.

El video muestra que el trío volvió corriendo al Pathfinder. Estaba estacionado en la calle lateral, que conduce a la parte trasera del centro comercial y a la calle 186 del noroeste. Ahí mataron a dos hombres de 26 años. Los familiares en duelo los identificaron como Clayton Dillard III y Desmond “Des” Owens.

En medio del caos, algunas personas llevaron a los heridos a hospitales cercanos. El lunes, hubo 18 heridos que permanecieron hospitalizados, según el reporte de la policía. Las víctimas fueron tratadas en Jackson Memorial Hospital, Aventura, Kendall Regional y Memorial Regional en el condado de Broward.

“Lamentamos la pérdida de las dos víctimas y oramos por la recuperación de las más de 20 personas heridas en El Mula Banquet Hall cerca de Hialeah”, tuiteó el gobernador Ron DeSantis el domingo. “Estamos trabajando con las autoridades locales para llevar ante la justicia a los perpetradores. ¡La justicia debe ser rápida y severa!”

Durante una conferencia de prensa el lunes, el director del MDPD, Alfredo “Freddy” Ramirez III, afirmó que el tiroteo se debió a la letra de una canción de rap y las interacciones en las redes sociales. Dijo que los videos musicales con “palabras provocativas” desencadenaron “una represalia”.

Los fans del rapero Spitta de Miami-Dade prefieren el gangsta rap, un subgénero controvertido que ha resurgido a través de las plataformas de redes sociales para músicos como SoundCloud, MyMixTapez y Bandcamp. Sobre todo, rapea sobre dinero rápido, marihuana, muerte y venganza. Sus letras se sumergen en la cultura de los estafadores callejeros.

“Debemos sacar a estos asesinos de las calles”, sentenció el lunes la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

Los detectives recuperaron el Nissan Pathfinder abandonado a unas nueve millas de la escena del crimen el lunes. Los buzos lo encontraron sumergido en un canal en el área de 154th Street y Northwest Second Avenue. Se informó que fue robado el 15 de mayo, dijo la policía.

El martes, mientras un monumento con velas, globos y ositos de peluche crecía frente al salón de banquetes, Ramírez habló nuevamente con los reporteros desde la sede del departamento en Doral.

“Estamos en una postura de tolerancia cero en este momento ... aquellos que están cometiendo violencia con armas de fuego, violando la ley, van a ir a la cárcel”, aseguró Ramírez. “Mis oficiales están movilizados. Todos los recursos del Departamento de Policía de Miami-Dade estarán en las calles para mantener segura a esta comunidad”.

Los detectives de Miami-Dade están pidiendo a cualquier persona que tenga información sobre el tiroteo que llame a Crime Stoppers de Miami-Dade al 305-471-8477.

Hay una recompensa de $130,000 por información que conduzca a un arresto y condena en el caso. Marcus Lemonis contribuyó con $ 100,000, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos contribuyó con $ 25,000 y Miami-Dade Crime Stoppers contribuyó con $ 5,000.

La editora de la mesa de asignación de noticias de Local 10, Emily Hales, y el reportero Terrell Forney contribuyeron a este informe.


About the Authors: