wplg logo
SHOW MORE 

Sargento de policía de Sunrise y comisionado del condado de Monroe luchan por sus vidas en terapia intensiva por COVID-19

Two South Florida officials, a Sunrise police sergeant, and a Monroe County commissioner, have been hospitalized after testing positive for COVID-19.
Two South Florida officials, a Sunrise police sergeant, and a Monroe County commissioner, have been hospitalized after testing positive for COVID-19.

FORT LAUDERDALE, Fla. – Una nueva cepa de COVID-19 está causando preocupación a medida que los trabajadores de la salud ingresan al último capítulo de la batalla contra el coronavirus.

Dos oficiales del sur de Florida, un sargento de policía de Sunrise y un comisionado del condado de Monroe, han sido hospitalizados después de dar positivo por COVID-19.

El comisionado del condado de Monroe, Mike Forster, se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital de Miami-Dade.

“Lo han intubado y está peleando, peleando lo mejor que puede, así que definitivamente nos ha pegado a todos”, dijo el comisionado del condado de Monroe, Mike Foster. “Solo tenemos que tener cuidado y superar con suerte lo que será el último pico”.

Las hospitalizaciones parecen tener una tendencia a la baja, sin embargo, según los registros estatales, todavía hay más de 13,000 personas hospitalizadas debido a complicaciones del COVID-19.

Pero eso es más de tres veces en Florida respecto a esta misma época el año pasado.

La variante Delta se está extendiendo por todo el país a un ritmo rápido, y ahora el Centro de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) están rastreando una nueva cepa, denominada Variante Mu.

“La preocupación es que tiene unas pocas, una constelación de mutaciones, que indicaría que podrían evadir la protección de ciertos anticuerpos”, dijo el Dr. Anthony Fauci. “Eso es lo que queremos decir cuando decimos que lo estamos vigilando, pero en este momento no es una amenaza inmediata”.

COVID-19 también ha demostrado ser una gran amenaza contra las fuerzas del orden.

Este año, más oficiales en todo el país han muerto por COVID-19 que por otra amenaza que enfrentan en la calle.

El mes pasado murieron cinco policías del sur de Florida.

El sargento de Sunrise, Darwin Arroyo, actualmente está luchando por su vida en una UCI y con un ventilador, según una página de GoFundMe creada por su sindicato policial.

Arroyo es casado y padre de dos hijos. Según el organizador de la página, Arroyo estuvo expuesto al COVID-19 mientras trabajaba.

Para obtener información sobre dónde están disponibles las vacunas COVID-19 en el sur de Florida, haga clic aquí.


About the Author:

Terrell Forney joined Local 10 News in October 2005 as a general assignment reporter. He was born and raised in Cleveland, Ohio, but a desire to escape the harsh winters of the north brought him to South Florida.